Las Cámaras piden la construcción de otra central en el mismo lugar

MAR GONZÁLEZ | BURGOS
Actualizado:

El Consejo Regional de Cámaras de Comercio e Industria de Castilla y León pidió ayer al gobierno la construcción de una nueva central, Santa María de Garoña II, que sustituya a la actual tras los diez años de prórroga solicitada por Nuclenor. La nueva planta se construiría con técnicas de cuarta generación y podría llegar a generar 1.600 megavatios frente a los 400 de la actual.

Tras la reunión del Consejo Regional celebrada ayer en la localidad burgalesa de Briviesca, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Burgos, Antonio Miguel Méndez, consideró que Garoña II podría proyectarse y construirse durante los diez años de prórroga y trasladar después del personal de una a otra.

En su opinión, el entorno de Garoña sería el más apropiado para la construcción de una nueva central, que considera necesaria para cumplir con el un «mix energético», ya que frente al «temor» existente en otros lugares a la energía nuclear, la comarca burgalesa ha demostrado que es «favorable».

Las cámaras de Castilla y León esperan contar con el apoyo del plenario nacional en esta propuesta para cuyo desarrollo sería necesaria la existencia de «consenso político» y «estabilidad jurídica». Así lo indicó al menos el director general de Nuclenor, Martín Regaño, quien participó en la reunión del Consejo Regional de Cámaras de Comercio de Castilla y León.