Un «caballero» de Olmedo con acento inglés
Nick Clegg charla con Ruiz Medrano en el palacio de Pimentel, sede de la Diputación vallisoletana | F. BLANCO

Un «caballero» de Olmedo con acento inglés

A. MUÑIZ | VALLADOLID
Actualizado:

Es normal que por estas fechas multitud de extranjeros abarroten nuestro país. Es habitual que durante el verano lleguen aviones llenos de «guiris» para «colonizar» las playas españolas. Clásico es también que sean muchos los que no se despegan del chiringuito ni de la caña durante prácticamente todo su periodo vacacional. Menos frecuente es que un inglés llegue a España y en lugar de relajarse en alguna de las playas del litoral español, veranee en el municipio vallisoletano de Olmedo. Y ya es todo un acontecimiento que el protagonista en cuestión sea Nick Clegg, el líder del Partido Liberal británico, convertido ya en el otro «caballero» del municipio. La explicación es sencilla: su mujer, Miriam, es vallisoletana. De hecho, su padre era José Antonio González Caviedes, que fue alcalde de Olmedo y senador fallecido en un accidente en carretera en 1996.

Al frente de un partido que es la tercera fuerza política del Reino Unido y que poco a poco le está ganando terreno al Laborista de Gordon Brown, Clegg, como en los últimos 17 años, desconecta en estas fechas del Reino porque «en Olmedo no tengo periódicos ingleses». Disfruta de sus vacaciones junto a su familia y lo que más le gusta de la cultura española es la comida, regada con un buen vino de la comunidad. De hecho, «en Inglaterra compro vino de Ribera del Duero». Entre los aspectos de la vida española que le llaman la atención, la costumbre de salir a tomar algo por la noche. «En Inglaterra mis hijos están en la cama a las ocho. Aquí son las doce y los niños todavía andan por ahí».

También le gusta mucho salir de tapeo. De la Comunidad conoce, a parte de Olmedo y Valladolid, Segovia y Ávila. Y de la capital lo que más le gusta es la Plaza Mayor y el Campo Grande, además de sus restaurantes.

Admite las diferencias con su país y dice que aquí «todo es más bonito», Algo que achaca a «al trabajo que realiza la Diputación de Valladolid», con cuyo presidente, Ramiro Ruiz Medrano, mantuvo ayer una reunión de trabajo.

Momentos de cambio

Así que por Castilla y León tenemos a «mister Clegg», nacido en el condado de Buckinghamshire hace 42 años y casado con Miriam González Durántez en 2000 en Olmedo. Tienen tres hijos, todos de nombre español: Antonio, Alberto y Miguel, pero residentes en Inglaterra, donde en 1999 Clegg fue nombrado miembro del Parlamento Europeo. Desde diciembre de 2007 es líder de su partido, al que quiere como la segunda fuerza política de su país. Clegg critica el bipartidismo que hay en el mundo. «Tras la Guerra Fría todo fue dividido en dos: ricos y pobres, derecha e izquierda...». Pero afirma que «desde que cayó el muro de Berlín estamos en un mundo diferente». Excepto, según él, el Reino Unido. «Tenemos que tratar de cambiar eso». Además, entiende que en tiempos de crisis «la gente quiera cambiar a los que están en el Gobierno».

Pero Clegg no solo viene a españa a descansar, sino también a aprender. Quiso reunirse con Ruiz Medrano, que interrumpió sus vacaciones para atenderle. Y lo hicieron en el palacio de Pimentel, sede de la Diputación, que, por cierto, le gustó mucho. «Es magnífico este palacio; en Inglaterra no tenemos sedes así». Quiere saber cómo funcionan aquí los ayuntamientos, ya que la de España, dice, «es una política más cercana» a diferencia de su país, donde «todas las decisiones vienen de Londres».