Briviesca acogerá la primera planta de biomasa para la generación eléctrica de la región

S. C.BURGOS. En el segundo semestre del año 2009 está previsto que comience a funcionar, en la localidad burgalesa de Briviesca, la primera planta de Biomasa que se construirá en Castilla y León. Un

S. C. BURGOS.
Actualizado:

En el segundo semestre del año 2009 está previsto que comience a funcionar, en la localidad burgalesa de Briviesca, la primera planta de Biomasa que se construirá en Castilla y León. Un proyecto que lideró en su inicio el Ente Regional de la Energía (EREN) y que se convertirá en una realidad gracias a la ayuda de la Junta y a la participación de Acciona Energía, que será la empresa mayoritaria en la sociedad propietaria de la instalación y que ha sido noticia en los últimos porque pasará a controlar una parte de Endesa tras la Opa acordada con Enel.

La planta de Briviesca, en la que se realizará una inversión aproximada de 40 millones de euros, producirá 120 millones de kilowatios/hora de electricidad, lo que equivale al consumo doméstico de 50.000 hogares de Castilla y León, a partir de la combustión de algo más de 100.000 toneladas al año de paja y otras materias primas que provendrán, principalmente, de las provincias de Burgos y Palencia.

Una vez concluida dará empleo a 25 personas y se estima que, de forma indirecta, dé trabajo a cerca de ochenta personas.

En la presentación de este proyecto, el vicepresidente segundo y consejero de economía, Tomás Villanueva, destacó la importancia de este tipo de proyectos con los que «se genera empleo y que se convierten en una alternativa real para el medio rural». En este sentido, destacó que «con su realización y puesta en funcionamiento, Castilla y León seguirá manteniendo su protagonismo en el conjunto de España en lo que a la producción y generación de energías limpias se refiere».

«Este panorama requiere de un marco regulador estable, estamos en un momento donde existen ciertas incertidumbres pero que conviene y necesitamos que se despejen».

Este proyecto recoge las experiencias de plantas de otros países y será junto a la navarra de Sangüesa, también construida por Acciona, la única que produce energía eléctrica a partir de la combustión de la paja.