Uno de los participantes arrastra un camión a base de fuerza
Uno de los participantes arrastra un camión a base de fuerza - EFE

Arrastran camiones y pasean con 280 kilos en Zamora para elegir al más fuerte de España

La peculiar competición ha contado con el obstáculo añadido del calor de una día soleado con altas temperaturas

ZAMORAActualizado:

Arrastrar un camión de diez toneladas o pasear con una estructura de ciento cuarenta kilos de peso en cada mano son algunas de las pruebas realizadas este domingo en Zamora dentro del tercer torneo de la Liga Nacional de Fuerza de 2018 en la que se compite por el título del «hombre más fuerte de España».

La peculiar competición, que ha contado con el obstáculo añadido del calor de una día soleado con altas temperaturas, la ha ganado este domingo el tarraconense Joan Ferrer, de forma ajustada, por delante del actual campeón de la Liga Nacional de Fuerza y ganador de los dos torneos anteriores de este año, Roberto Rodríguez.

En el tercero de los cuatro torneos del campeonato, disputado en Zamora, el atleta de Deltebre (Tarragona) Joan Ferrer, ha sumado entre las cinco pruebas de este torneo 54 puntos, frente a los 53 de Roberto Rodríguez, seguidos del barcelonés Critian Escrig, que ha sido tercero, y el gerundense Iván Ayllón, cuarto.

Los siete participantes han comenzado el torneo con un arrastre de camión en el que debían, tirado con una cuerda, mover un camión de diez toneladas y arrastrarlo durante veinte metros, algo que Joan Ferrer, primero en esta prueba, logró hacer en menos de 24 segundos.

Uno de los competidores levanta pesas y avanza con ellas
Uno de los competidores levanta pesas y avanza con ellas- EFE

Posteriormente, en el levantamiento de yugo, los atletas se enfrentaron al reto de levantar desde el suelo por encima de la cabeza y con los brazos completamente estirados un yugo de 110 kilos de peso el mayor número de veces posible en 90 segundos, prueba en la que de nuevo se impuso el tarraconense con ocho levantamientos.

Una de las pruebas más duras resultó la combinada, en el que los atletas deben transportar primero dos estructuras de 140 kilos de peso cada una, con una en cada mano, a lo largo de 20 metros y posteriormente hacer el recorrido inverso con un neumático de 167 kilos cogido con los brazos, sin poder voltearlo.

Todo ello debían hacerlo en un tiempo de un minuto y medio pero el único competidor que ha sido capaz de llegar hasta el neumático y que además ha completado el recorrido ha sido Roberto Rodríguez.

En la cuarta prueba, denominada «aguante de carry», los participantes han debido levantar y mantener en posición recta una estructura de 170 kilos el mayor tiempo posible.

En este reto el mejor ha sido de nuevo Roberto Rodríguez, al sostener la estructura durante un minuto y dieciocho segundos.

La quinta y última prueba de la competición de Zamora ha sido el «levantamiento de bola», en el que los atletas deben elevar por encima de un listón de 1,5 metros el mayor número de veces posible en un minuto y medio una bola de 130 kilos.

En este caso ha habido un triple empate con siete levantamientos por parte de Joan Ferrer, Roberto Rodríguez y Cristian Escrig.

Al término del torneo de Zamora, el ganador se mostró satisfecho con el resultado y la evolución que ha experimentado en el último año después de que en 2017 lograra la tercera posición del Campeonato Nacional de Fuerza.

Ferrer ha declarado a Efe que lo más difícil del campeonato ha sido mantener la regularidad en todas las pruebas y aseguró que aunque matemáticamente aún tiene opciones de ganar el campeonato este año lo ve muy difícil porque Roberto Rodríguez tendrá que fallar mucho en el último torneo, que se disputará en otoño en Boñar (León).