Tudanca, este martes durante la rueda de prensa
Tudanca, este martes durante la rueda de prensa - F. HERAS

Ante el cierre de VestasTudanca duda de Ribera y teme que sea «otra mala ministra de Energía»

La empresa insiste en el cierre y ofrecerá recolocaciones en otras fábricas de España

VALLADOLIDActualizado:

Primer choque contundente y sorpresivo entre el PSCL y el Gobierno. El secretario general del Partido Socialista de Castilla y León, Luis Tudanca, se mostró ayer contrariado y muy lejos de estar «de acuerdo con lo que hizo» el pasado lunes la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, haciendo alusión a que el posible cierre de Vestas en Villadangos del Páramo (León), muy criticado desde filas socialistas, se debe a la ausencia de una apuesta por las renovables del gobierno de Mariano Rajoy, que según ella «no anticipó la necesaria transición hacia un nuevo modelo». En este sentido, el dirigente socialista temió que Castilla y León tenga que «sufrir» a una nueva «mala ministra de energía» y le gustaría que no fuese así. Además, prefirió guardarse «algunas» de sus opiniones para no estropear «la unidad conjunta de todos» y buscar una solución «que va a ser difícil». A pesar de este desacuerdo, el portavoz sí puso en valor la actuación del Gobierno y de la Junta en esta crisis industrial, recordando que en los últimos años la administración «nunca se implicó» en este tipo de asuntos.

Este encontronazo llega después de que Tudanca «aguantara» que la ministra, nada más tomar posesión de su cargo, pronosticara el cierre de las explotaciones de carbón a final de añoy acortar la vida de las centrales térmicas, enterrando prácticamente al sector. La queja del burgalés se produjo además tras el encuentro que mantuvo con el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, donde pusieron en común los puntos a debatir que llevará Herrera a la reunión con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En el encuentro, según Tudanca, abogaron por la «unidad, lealtad y compromiso con Castilla y León» y, además, aseguró que por parte del PSCL, si llegase el momento de «elegir lado», si del Gobierno de España o de los castellano y leoneses, «vamos a elegir siempre a los segundos» defendiendo los intereses de la Comunidad «frente a quien sea» como sí demostró ayer.

Mientras, la consejera de Agricultura y Ganadería y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, también se sintió molesta con la actuación de la ministra y defendió que «no es serio» que se culpe a la política energética del Gobierno de Mariano Rajoy del cierre de la planta, al tiempo que recordó que fue el PSOE quien impidió la posibilidad de crear una política energética «estable». Marcos estimó que no se puede estar satisfecho con el resultado del encuentro del lunes «cuando no hay una solución».

La patronal pide «respeto»

La ministra, en cambio sí encontró en la patronal leonesa FELE un aliado a su versión de lo ocurrido con la firma danesa. Los empresarios también atribuyeron el posible cierre de Vestas a la política energética de los últimos años en España como causa de la salida de Vestas al resaltar que, en su día, se acogieron «a una normativa favorable» para implantarse y posteriormente, «debido a los continuos cambios regulatorios en España», se «ha frenado el desarrollo del sector».

FELE puso de manifiesto que «las descalificaciones, amenazas y represalias de los representantes políticos no son la manera más adecuada de actuar para solucionar la conflictividad».

Recolocaciones

Mientras, las esperanzas -si las había- sobre que Vestas diese marcha atrás en su decisión de cerrar la planta se evaporan. La compañía dejó ayer y claro que abandonará las instalaciones y la alternativa que plantea a sus más de 360 trabajadores directos es recolocarles en otras plantas de España, como las de Viveiro (Lugo) y Daimiel (Ciudad Real) o en el extranjero. Los sindicatos consideran que en modo alguno esa posibilidad es la solución adecuada. «Para eso no hacía falta tanto ruido; eso seguramente se negociará dentro del Expediente de Extinción que la empresa ha presentado», señaló el secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro Fica-UGT de León, Francisco Romero, informa Ical.