El nuevo presidente de las Cortes, Ángel Ibáñez, saluda a la segoviana Raquel Sanz Lobo, que ha taomado también posesión como procuradora del Grupo Popular por su provincia en sustitución de Silvia Clemente
El nuevo presidente de las Cortes, Ángel Ibáñez, saluda a la segoviana Raquel Sanz Lobo, que ha taomado también posesión como procuradora del Grupo Popular por su provincia en sustitución de Silvia Clemente - F. HERAS

Ángel Ibáñez, elegido presidente de las Cortes en segunda votación solo con el apoyo del PP

El nuevo titular de la Cámara contó con 40 votos en blanco y uno nulo de la oposición

ValladolidActualizado:

El procurador por Burgos y hasta ahora viceportavoz del Grupo Popular, Ángel Ibáñez, fue elegido este martes presidente de las Cortes de Castilla y León en segunda votación y por mayoría simple con el apoyo de 41 parlamentarios ‘populares’. La oposición, formada por PSOE, Podemos, Ciudadanos, IU y UPL, registraron 40 votos en blanco y uno nulo.

Ibáñez, que juró su cargo, sustituye a Silvia Clemente, exprocuradora por Segovia, ahora en las filas de Ciudadanos, que renunció a su cargo el pasado 21 de febrero, lo que dejó la Presidencia de la cámara autonómica en manos del vicepresidente primero, el popular Ramiro Ruiz Medrano, parlamentario por Valladolid, que presidió este martes la sesión.

De esta forma, el burgalés Ángel Ibáñez se convierte en la séptima persona que ocupa la Presidencia de las Cortes de Castilla y León desde la constitución de las Cortes de Castilla y León en 1983, emanadas del Estado de las Autonomías.

Es la primera vez en la historia de la Comunidad que las Cortes tienen que elegir un presidente para un periodo tan corto, pues la Cámara se disolverá en unas semanas ante la convocatoria de las elecciones autonómicas del 26 de mayo. El recién proclamado presidente de las Cortes de Castilla y León, Ángel Ibáñez,ha reclamado que la «responsabilidad, estabilidad y normalidad» sean los tres «pilares» que guíen la actividad en el Parlamento autonómico durante el periodo que resta hasta el final de la legislatura. Ha confiado también en que tres conceptos que definen a las Cortes como son «diálogo, voluntad y consenso» inspiren a los parlamentarios en su actividad, informa Ical.