Anecdotario del día

Una embarazada, un taxista y una bedel a la que se la pegaron las sábanas animan una jornada que transcurrió con normalidad

ical
Actualizado:

Una embarazada rompe aguas y se queda sin poder votar en Valladolid al pasar por su colegio cinco minutos antes de la apertura

Una embarazada que acababa de romper aguas se quedó hoy sin poder votar en su colegio electoral, el Francisco Pino, situado en Valladolid capital, al llegar a sus puertas a las 8.55 horas y encontrarlo cerrado, ya que todos abrieron cinco minutos más tarde, de acuerdo con la normativa electoral vigente.

Según explicó el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Cecilio Vadillo, la mujer no pudo esperar más y tuvo que seguir hacia el hospital sin haber podido meter las papeletas en las urnas.

La bedel de un colegio público de Burgos se queda dormida y obliga a los servicios municipales a abrir el centro

La bedel del colegio público Marceliano Santa María, ubicado en el barrio de Gamonal en la capital burgalesa, se quedó hoy dormida por lo que los servicios municipales tuvieron que abrir el centro educativo a las 8,30 horas para ubicar a los representantes de las distintas mesas. Así lo aseguró hoy la subdelegada del Gobierno, Berta Tricio, quien informó de algunos incidentes producidos durante las primeras horas de la jornada electoral.

La constitución de las mesas se produjo sin incidentes y el colegio “más madrugador” fue el de la localidad burgalesa de Carcedo, donde a las 8.05 horas quedó constituida la primera mesa electoral de la provincia.

Del mismo modo, miembros de la administración central tuvieron que ponerse en contacto con agentes de la Benemérita para confirmar la apertura de los colegios de las localidades burgalesas de Villasur de Herreros y Tinieblas de la Sierra por problemas con la conexión telefónica.

Un taxista alega que tiene que trabajar y se resiste a formar parte de una mesa electoral en León

Un taxista de la ciudad de León se negó a primera hora de esta mañana a formar parte de la mesa electoral para la que había sido designado alegando que, como trabajador autónomo, no podía ocupar este puesto ya que tenía que continuar trabajando durante esta jornada.

Según explicó el subdelegado del Gobierno en León, Francisco Álvarez, se le recordaron a este ciudadano las obligaciones de participar en esta tarea, por lo que accedió posteriormente a formar parte de la mesa electoral que le había sido designada.

La presidenta de una mesa electoral de Segovia expulsa a los periodistas del colegio

La presidenta de una mesa electoral de Segovia expulsó hoy a los periodistas para evitar que saliera en las imágenes cuando acudían a votar algunos de los candidatos al Congreso.

El incidente tuvo lugar a las 11 horas, en el colegio público Diego de Colmenares, situado en el barrio de Santo Tomás, donde estaba programado que votaran el candidato número uno al Senado, Javier Santamaría, y la número dos, Paloma Sanz Jerónimo.

Cuando los medios de comunicación accedieron para fotografiar al candidato, la presidenta de la mesa informó a los periodistas que ella no quería salir en los medios. Algunos de ellos la indicaron que no saldría porque su intención era grabar al candidato y que se situaban detrás suyo para que no se la viera la cara. La presidenta respondió que tampoco quería que saliera su espalda y salió al exterior para avisar a la Policía para que expulsara a los medios.

Los agentes obedecieron la orden de la presidenta de la mesa y sugirieron a los periodistas que abandonaran el colegio, a lo que accedieron los informadores.

El resto de incidencias del día se limitaron en Segovia al bloqueo de la cerradura con silicona en un colegio en Cuéllar y en el del municipio de Gallegos, pero que posteriormente fueron limpiadas y abrieron sin problemas.

Además, la Subdelegación del Gobierno informó de que una persona se presentó en las oficinas de esa Subdelegación para constituir la mesa electoral de la que era miembro suplente en un municipio cercano a la capital.

Cerrada una mesa en el colegio Maestro Haedo de Zamora por faltar una hoja del censo

La mesa 6 del colegio Maestro Haedo de Zamora tuvo que cerrarse hoy hacia las 10 horas de la mañana, ya que se detectó que faltaba una hoja del censo electoral donde aparecen registrados los ciudadanos que pueden ejercer el derecho al voto en esa mesa. La anécdota se registró cuando un ciudadano intentó, sin resultado, localizar sus datos para comprobar dónde le tocaba votar. A estas horas se está intentando solventar el problema.