Miles de topillos muertos en un canal en el municipio palentino de Paredes de Nava
Miles de topillos muertos en un canal en el municipio palentino de Paredes de Nava - ABC

Alertan en Palencia de riesgo sanitario ante los miles de topillos muertos en ríos y canales

La organización agraria Asaja denuncia que la situación es similar a la de 2007, año en el que el campo acumuló perdidas millonarias por los roedores

Segovia Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Más allá de los «millonarios» costes y daños para los agricultores y ganaderos, la «superpoblación» de topillos que ya sufren algunas zonas de Castilla y León, de nuevo con la zona de Tierra de Campos palentina como eje central, puede traer consigo «un problema de salubridad». Así lo han advertido desde la organización agraria Asaja, que denuncia la «contaminación» de cauces en ríos, arroyos y acequias en los que se acumulan «miles de topillos muertos» flotando en el agua.

Una situación, recuerdan, que se lleva produciendo desde el inicio de la campaña, «pero que en las últimas semanas ha alcanzado cotas alarmantes», según denuncian con varias imágenes de miles de roedores muertos acumulados en distintos cauces. Y no sólo eso, advierten de que «la situación se asemeja peligrosamente a la vivida en 2007», año de infausto recuerdo sobre todo para el campo de Castilla y León, que acumuló «pérdidas millonarias» por los daños que los topillos causaron en unos cultivos «arrasados».

Consecuencias de la «superpoblación»

Claman que «las consecuencias» de esta «superpoblación» de ejemplares «ya las estamos viendo» y se traducen en «contaminación» de ríos, arroyos y cauces, donde se acumulan «miles» de topillos muertos, así como «entornos de los pueblos plagados de roedores vivos y muertos» y «desagradables olores» por la «descomposición» de los animales. Por eso, alertan, además de las «millonarias pérdidas» que ya están sufriendo los agricultores, se suma «el problema sanitario que puede producirse», lo mismo que hace doce años, recuerda. Entonces, rememoran, la emergió la tularemia, una enfermedad «asociada científicamente a la superpoblación de estos roedores» y que afecta tanto a personas como a animales como el conejo, la liebre e incluso el cangrejo.

Por ello, desde Asaja exigieron que se «tomen las medidas oportunas para proteger la salud de los habitantes del medio rural» y más aún en la época estival, en la que aumenta la gente en los pueblos. Lo que hace, alertan, que «el riesgo sanitario» sea «mayor, ya que los topillos han colonizado parques, piscinas, jardines y calles de las localidades de la comarca de Campos. Consideran que las acciones hasta ahora permitidas «no han servido de anda». Esta semana, la Junta ha aprobado permitir el laboreo con volteo de las tierras tras recoger la cosecha para luchar contra la extensión de los topillos.