Francisco Guarido. en el estudio de Cope en Zamora durante su entrevista - M. ÁLVAREZ
Tertulia Cope-ABC

El alcalde de Zamora: «Garzón no me ha felicitado, pero no le doy mayor importancia»

Es la única capital de provincia de toda España en la que gobernará IU tras lograr Francisco Guarido la mayoría absoluta en las pasadas elecciones después de cuatro años de gobierno municipal con apoyo del PSOE

zAMORAActualizado:

El alcalde de Zamora de IU, Francisco Guarido, que ha logrado la mayoría absoluta en las elecciones tras cuatro años de gobierno municipal con apoyo del PSOE, analiza en una entrevista en la tertulia política de Cope-ABC el modelo de éxito de su formación en la capital zamorana, un logro que no ha sido suficiente para que el líder nacional de IU, Alberto Garzón, llamara a Guarido «para fecilitarme», aunque el alcalde zamorano no da «mayor importancia» a ese gesto porque sabe que Garzón tiene en mente su éxito.

Frente al modelo propugnado por el coordinador federal, Guarido puso a Zamora de ejemplo de que «las confluencias no funcionan bien» y de hecho muchos electores le confesaron en campaña que le votarían si iba por separado y no conjuntamente con Podemos. «Los dos estamos a la izquierda del PSOE, pero quizá si vamos separados sumemos más, eso parece obvio y es evidente», declaró Guarido, que confesó su deseo de que ese modelo de Zamora sea exportable a otros territorios.

Sobre la dimisión del líder regional de IU, José Sarrión, tras no lograr representación en las Cortes de Castilla y León, Guarido opinó que «se ha precipitado» ya que era un «parlamentario brillante» y un «magnífico militante» conocido en toda Castilla y León, por lo que «habría que haberle obligado a permanecer más en la silla». A su juicio, la confluencia de IU con el Partido Castellano y con Anticapitalistas «no ayudó mucho» en las autonómicas. «Sigo pensando que José Sarrión debería haber ido solo a las elecciones», confesó.

Sin más ambiciones

El alcalde de Zamora descartó que aspire a un puesto relevante en la dirección autonómica de IU e igualmente rechazó puestos en la dirección nacional porque ser alcalde le va a ocupar todo el tiempo y sería «incapaz» de complementarlo con responsabilidades orgánicas regionales o federales. Respecto a las críticas que recibió de Vox por cantar la Internacional el día que ganó las elecciones en Zamora, Guarido indicó que ese cántico fue un «gesto simbólico» que no va más allá aunque «algunos puedan ver connotaciones históricas de todo tipo».

Francisco Guarido, en el estudio de la Cope, durante la tertulia
Francisco Guarido, en el estudio de la Cope, durante la tertulia - M. A.

También restó importancia a que el candidato de Podemos a la Alcaldía le llamara «enano político», algo que no le tuvo en cuenta porque «los ciudadanos ponen a cada uno en su sitio» y mientras IU obtuvo en la capital zamorana el apoyo de casi el 50 por ciento de electores «ellos no llegaron al uno por ciento». Su victoria electoral al lograr 14 de los 25 asientos en juego en el consistorio no esperaba que fuera tan holgada, según confesó, y el objetivo ahora es que esa «aldea gala» en la que se ha convertido Zamora como último reducto de IU «se haga más grande».