El alcalde de Aguilafuente, Jesús Ballesteros
El alcalde de Aguilafuente, Jesús Ballesteros - ABC

El alcalde de Aguilafuente (Segovia) no acepta ir «3 horas al día» al ayuntamiento como pide el Procurador del Común

Jesús Ballesteros asegura que un corregidor «lo es las 24 horas del día los 365 día del año»

ABC
SEGOVIAActualizado:

El alcalde de Aguilafuente (Segovia), Jesús Ballesteros, aseguró este lunes que no aceptará la recomendación del Procurador del Común de acudir al Consistorio «tres horas al día», porque «un alcalde lo es las 24 horas del día los 365 día del año». Ballesteros aseguró que ser alcalde no consiste en estar un periodo de tiempo determinado al día «sentado en un despacho», como parece recomendar el Procurador del Común, porque no ha recibido ninguna comunicación o notificación oficial.

Ballesteros explicó que hay un «total desconocimiento» por parte de la Oficina del Procurador del Común sobre «el trabajo y la labor» que desarrollan los alcaldes de los municipios pequeños, donde la responsabilidad «está por encima hasta de nuestra propia persona», ya que atienden «las peticiones» de los vecinos «en cualquier lugar y momento», todos los días, porque para eso se presentan «como servidores públicos».

El alcalde de Aguilafuente remarcó que, si en la Oficina del Procurador del Común están muy equivocados si piensan que es «suficiente» con atender a tres horas al día en el Ayuntamiento, de lunes a viernes. Además, les hizo una invitación para pasar «un tiempo», con un alcalde de un pueblo, para «comprobar» que reciben llamadas a cualquier hora, resuelven problemas y averiás «cualquier fin de semana o festivo», o tienen que ir a la Diputación o a la Junta de Castilla y León para realizar gestiones o reuniones, y, «todo eso no se hace estando sentado en un despacho».

Ballesteros añadió que, gracias a las nuevas aplicaciones que facilita la administración electrónica, pueden llevarse a cabo «gestiones y firmar documentos en cualquier lugar», como en otras dependencias municipales, e incluso «desde la Junta o la Diputación cuando se nos convocan a diferentes reuniones». El primer edil de Aguilafuente calculó que el tiempo que ha dedicado a los asuntos municipales, en los últimos siete años, supera «con creces» las tres horas diarias.

El alcalde de Aguilafuente quiso dejar claro que esta denuncia realizada ante el Procurador del Común, por parte de una concejal no adscrita, es fruto de la «inquina personal de esta persona» hacia él y su equipo de Gobierno, y su respuesta por «la investigación penal», que se está cursando en el Juzgado de Cuéllar, contra el marido de la edil, «por difamación personal y familiar en redes sociales» contra el alcalde y su familia.

Jesús Ballesteros argumentó que, si hay juicio y el investigado es condenado a pagar una indemnización a su familia, ese dinero será destinado a pagar la reparación del tejado de la Iglesia Parroquial de Aguilafuente. Por último, Ballesteros se pregunto que si se le exige «compromiso para estar sentado tres horas al día en un despacho», la concejal no adscrita denunciante al Procurador del Común debería ser coherente, y ya que no comparte el proyecto con el que se presentó en las elecciones de 2015, «abandone definitivamente su acta de concejal» para dejar paso «a quien sí cree en ese proyecto».