Agricultura compensa la caída de fondos para el desarrollo rural y creará 4.400 empleos El Bierzo ganará competencias e ingresos con la reforma en verano de la Ley Comarcal

Agricultura compensa la caída de fondos para el desarrollo rural y creará 4.400 empleos El Bierzo ganará competencias e ingresos con la reforma en verano de la Ley Comarcal

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

ICAL

Clemente firmó los convenios con los 44 grupos de Acción Local

TERESA DOCIO

VALLADOLID. La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, firmó ayer convenios con 44 grupos de Acción Local para el desarrollo de proyectos en el ámbito rural dentro del marco 2007-2013 en el que se invertirán 390 millones de euros.

Este nuevo ejercicio tendrá dos novedades fundamentales. Por una parte, Clemente destacó la exigencia de que «al menos dos tercios de los proyectos generen empleo directo y el tercio restante a los que tengan otro objetivo».

La nueva programación será financiada con los fondos europeos, el Gobierno central y el regional, casi a partes iguales. Así, de la UE procederán 75,2 millones de euros, lo que supone el 53,7 por ciento menos que en el marco anterior, mientras que la Junta destinará 69,8 millones, con un aumento del 67,3 por ciento, hasta alcanzar la misma cantidad que el Gobierno. Y es que, según sostuvo Clemente, la pérdida de fondos de la UE ha obligado a la Junta a duplicar la cuantía que aportaba a este programa.

«Apuesta clara y decidida»

Esta acción, muestra la «apuesta» por el «impulso del desarrollo rural» de manera «muy clara y decidida» a través de 44 estrategias de desarrollo local en las que se valorará «el desarrollo sostenible, el desarrollo económico, la mejora de la calidad de vida, del bienestar social, y la apuesta por al igualdad de oportunidades para mujeres y jóvenes», constató la consejera.

De hecho, Clemente calificó esta iniciativa como la «más importante de desarrollo rural impulsada por la Junta», ya que las aportaciones para el nuevo período se dividirán en tres partes iguales: un 33 por ciento será aportado por Europa, otro 33 por ciento por el Gobierno y el 33 por ciento restante por la Junta. Asimismo, este cuarto marco de Acción Local en Castilla y León beneficiará al 98 por ciento de los municipios, lo que supone el 96 por ciento de la superficie y el 43 por ciento de la población, lo que permitirá que llegue a más de un millón de personas.

Pese a que todavía no se conocen proyectos concretos, Clemente apostó por «pequeños proyectos» relacionado con la artesanía alimentaria, vinculados al turismo y generadores de servicios en el medios rural. a través de los cuales los grupos de Acción Local tienen que buscar, dinamizar y captar el interés de los agentes económicos y sociales para poner en marcha estos proyectos.

Los proyectos deberán tener como objetivos «la mejora de la calidad de vida en las zonas rurales, el impulso del desarrollo endógeno y sostenido en sus zonas de aplicación a través de la diversificación de las actividades económicas, así como la formación e información de los agentes económicos que desarrollen actividades en el ámbito rural», afirmó Clemente.

Para la gestión de estos programas la Administración dotará de 18,25 millones a Avila; 30,26 millones a Burgos; 30,51 millones a León; 17,83 millones a Palencia; 25,46 millones a Salamanca; 19,30 millones a Segovia; 21,97 millones a Soria; 21,94 millones a Valladolid, y 29,28 millones a Zamora.

Desarrollo rural 2000-2006

La consejera también valoró el programa anterior enmarcado dentro del período 2000-2006 y vigente hasta el próximo 30 de junio, que contó con una inversión de 500 millones de euros, pese a la previsión inicial de 410 millones, y permitió la creación y consolidación de 6.000 nuevos puestos de trabajo. De hecho, de los 7.500 proyectos financiados algunos de ellos se recogen en el libro «Nuestra apuesta por el Desarrollo Rural de Castilla y León 2000-2006», seleccionados por su carácter «innovador y demostrativo» y que pueden servir de ejemplo de las oportunidades y posibilidades que ofrece el medio rural de la región, como el Museo de la Naturaleza del Valle del Alberche en Ávila, la Planta de extracción y envasado de miel de Quisicedo en Burgos, o el Museo Mariemma de Íscar en Valladolid.

MONTSE SERRADOR

VALLADOLID. Juan Vicente Herrera y el también alcalde socialista de Cubillos del Sil, José Luis Ramón, escenificaron ayer «el buen rollito», como lo calificó el propio presidente de la Junta, entre las dos instituciones, unas buenas relaciones que quieren trasladar al propio Consejo Comarcal y al Parlamento regional para aprobar por consenso la reforma de la Ley de creación de la Comarca del Bierzo, que cumple ahora 18 años.

De momento, el presidente de la Junta se comprometió a que antes de que finalice el verano esté elaborado un primer texto de la reforma y así se lo encomendó al consejero de Interior y Justicia, Alfonso Fernández Mañueco. Un anunció que se realizó durante la firma de un convenio de colaboración entre la Junta y el Consejo Comarcal, por importe de 19 millones de euros, que pretende ser el «preludio» de la reforma de la Ley de la Comarca del Bierzo. Su objetivo es dar a la comarca una mayor estabilidad competencial y financiera, de forma que lo que aparece recogido en el convenio de ayer pueda tener carácter normativo.

Consenso político

El presidente de la Junta mostró su confianza en que exista ese consenso para llegar a la reforma de la ley en su tramitación parlamentaria, dado que ya existe un acuerdo político en el propio Consejo Comarcal. De todas formas,aunque aseguró no querer poner «la venda antes que la pedrada», sí reconoció que las cuestiones que pueden tener más dificultades de acuerdo son las relacionadas con la participación y el sistema de elección.

Por su parte, el presidente del Consejo Comarcal destacó que el objetivo de la reforma pasa por «consolidar las relaciones entre la Junta y la Comarca del Bierzo y lograr una relación estable en temas financieros y competenciales». Precisamente, el convenio firmado ayer es la «antesala» de la reforma de la Ley ya que su objetivo no es otro que dar contenido a ese texto y, sobre todo, «recoger lo máximo a lo que puede aspirar el órgano comarcal en materia social», según señaló José Luis Ramón, quien mostró su confianza en que los bercianos «consideren esta institución como su administración más próxima y sea el preludio de una Ley que garantice para siempre el funcionamiento del Consejo».

El convenio, cuyo desarrollo supone un gasto por importe de 19 millones de euros, está centrado en el empleo y la educación y fija las bases que regirán las relaciones entre ambas instituciones en los próximos cuatro años.

Según Juan Vicente Herrera «es el fruto de la voluntad de trabajo, entendimiento y consenso» entre las dos administraciones. «Hoy avanzamos de forma notable -señaló Herrera- y lo hacemos con un compromiso económico de 19 millones de euros». Además, anunció la creación de un grupo de trabajo en la Consejería de Hacienda para estudiar la forma de «diluir» los 800.000 euros de deuda que actualmente tiene el Consejo Comarcal.

Contenidos

En cuanto al contenido concreto del convenio, este está dirigido, en esencia, al desarrollo de las competencias de la comarca, de forma que se centra en la financiación de los gastos corrientes; inversiones de carácter general, con cargo a la Consejería de Interior y Justicia; inversiones sectoriales, que se fijarán en reuniones posteriores entre la Junta de Castilla y León y el Consejo Comarcal; el desarrollo competencial, y la participación institucional de la comarca berciana en los órganos colegiados de la Comunidad Autónoma.

F. HERAS

Juan Vicente Herrera, con la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco; el delegado territorial, Eduardo Fernández; el

consejero Alfonso Fernández Mañueco y el presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, José Luis Ramón