José María Barreda, Ángel Nicolás y Gregorio Marañón tras la firma del protocolo de incorporación - EFE
ALFILERITOS

VISITA DE ALTURA

JOSÉ PONOS
Actualizado:

El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, el presidente de la Junta, José María Barreda y el alcalde Emiliano García-Page, con el mejor mejor ánimo y predisposición visitan las obras de restauración y adecuación de los accesos a la campana gorda de la catedral primada. La subidita, escalón va y viene, tiene su esfuerzo físico, que se complica en tramos estrechos y recovecos, ahora mojados por el agua de las recientes lluvias, que se cuela por la fisonomía abierta de los accesos, y que al menor descuido pueden propiciar un resbalón de órdago a la grande. Uno, ya lo comenté aquí, en sus años mozos tuvo la oportunidad de situarse bajo la campana gorda, y desde luego, el tramo para llegar hasta ella es de «una y no más, Santo Tomás», porque se va perdiendo fuelle a medida que se deja atrás una angosta escalinata que me imagino habrá sido cimentada a conciencia.

Pero el esfuerzo merece la pena, porque la visión desde las alturas de la monumentalidad de la ciudad es de la que quedan para el recuerdo de toda una vida. De ahí que toda vía guarde en la mirada las espectaculares estampas de aquel entonces. Una visión de Toledo, a ojos de águila imperial, incomparable. Cuando terminen los trabajo de restauración, seguro que la subida a la campana gorda será uno de los atractivos turísticos más impactantes para nuestros visitantes.

Y continuando con las lluvias que nos visitan en estos días, tenemos que llamar la atención sobre los efectos que las mismas vienen causando en la senda ecológica. El agua que cae ininterrumpidamente y en cantidad puede con piedras y terrenos al parecer firmes, y se van produciendo derrumbes de mayor o menor intensidad que en algunos tramos crean problemas para el tránsito. También la suciedad hace acto de presencia, somos bastante descuidados e insolidarios en las cuestiones de limpieza, y es obligado prestar la mayor atención al recorrido ecológico para que vuelva a encontrarse como en sus inicios. Montar un servicio para adecentar la senda con la contratación de parados por un periodo de tiempo vendría a solucionar el estado de la misma, al tiempo que se ofrece alguna satisfacción a desempleados.