Francis silva

Desarticulan una banda de menores que robó móviles valorados en 150.000 euros

Sustrajeron terminales en Talavera de la Reina

ZamoraActualizado:

La Policía Nacional de Zamora ha desarticulado una banda integrada en parte por menores a los que se le atribuyen robos de teléfonos móviles de alta gama, algunos de ellos en Talavera de la Reina (Toledo), que están valorados conjuntamente en 150.000 euros que sustraían en tiendas de telefonía móvil.

La desarticulación de la banda ha permitido la detención de tres personas, dos de ellas menores y la identificación de una cuarta, que han actuado de forma coordinada en robos cometidos en al menos nueve provincias españolas, según ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Los integrantes de la banda accedían primero a las tiendas para localizar los terminales de mayor valor económico, que luego arrancaban los terminales de los anclajes de seguridad de los expositores y huían con ellos de las tiendas en un vehículo que les esperaba en las proximidades.

Por el momento, a los detenidos se les han atribuido, además de su pertenencia a una banda criminal, delitos de hurto, daños y robo cometidos en Zamora, Palencia, Lugo, Alicante, Huelva, Ciudad Real, Cáceres, Talavera de la Reina (Toledo), Puertollano (Ciudad Real) y las localidades asturianas de Langreo, Gijón, Mieres y Oviedo.

En estos municipios sustrajeron terminales por valor de 150.000 euros, entre ellos quince que se han logrado recuperar valorados en 15.000 euros.

Además, se estudia la implicación de la banda en robos cometidos de forma similar en Zaragoza, Córdoba, Almería, Murcia, La Rioja, Valencia y Madrid, sin que se descarten nuevas imputaciones ya que la investigación sigue abierta, según dichas fuentes.

Los integrantes de este grupo, previo reparto de funciones, se habían especializado en este tipo de robos y eran los menores de edad los accedían a los establecimientos como un cliente más, sin levantar ningún tipo de sospecha, y seleccionaban los terminales que luego hurtaban mediante un tirón para liberarlos del anclaje.

Asimismo, no dudaban en emplear la violencia o la fuera en los casos en los que alguien trataba de impedir el hecho y llegaron a amenazar con una navaja a una empleada de uno de los establecimientos.

La investigación la inició la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la policía judicial de Zamora en noviembre de 2018, a raíz del robo de tres teléfonos cometidos por este procedimiento en un negocio de telefonía móvil de la capital zamorana.

Tras un detallado análisis de las cámaras de vigilancia del establecimiento, así como declaraciones y entrevistas con las víctimas y testigos de los hechos, pudieron identificar a los presuntos autores del hecho.

Su localización y detención fue «extremadamente complicada dado su carácter itinerante», según han subrayado fuentes policiales. Los agentes lograron detenerlos en las inmediaciones de ese mismo establecimiento en días posteriores.

Los dos detenidos menores han pasado a disposición de la Fiscalía de Menores de Zamora, que ha decretado su ingreso en un centro, y, el detenido mayor de edad ha sido puesto en libertad con cargos por el juzgado de instrucción de guardia en Zamora.