Un lobo durante el rodaje, que duró casi dos años
Un lobo durante el rodaje, que duró casi dos años - Juan Aragonés

Barbacana, la otra cara del lobo

El biólogo y cineasta talaverano Arturo Menor estrena su segunda película, en la que muestra que la coexistencia del ganado y el depredador es posible

ToledoActualizado:

Arturo Menor (Talavera de la Reina, 1970) consiguió que más de 50 millones de personas en más de 100 países vieran su primera película, «WildMed, el último bosque Mediterráneo». Ahora está a punto de estrenar su segundo filme, «Barbacana, la huella del lobo», en el que vuelve a mostrar la cara real del mundo salvaje. «La que no muestran los medios de comunicación, la de un medio rural que coexiste de forma pacífica con el lobo», afirma este cineasta y biólogo, quien en 2009 creó su productora, Acajú.

Barbacana, la palabra que da título a su nuevo reto cinematográfico, es un vocablo desconocido y que, prácticamente, ha caído en desuso. Es una herramienta que utilizan los pastores para defenderse de los ataques del lobo. Es una simple cuerda colocada mediante postes, a un metro de altura, rodeando perimetralmente el redil donde se encuentran recogidas las ovejas. «De esta cuerda se cuelgan diversos objetos que generen la desconfianza del lobo como plásticos, latas, etc. La barbacana nos demuestra que la coexistencia del ganado y el lobo es posible y se practica día a día en muchas zonas de España», subraya el director.

De bruces con un lobo

Esta cinta ha necesitado más de tres años de trabajo, de los que casi dos se han empleado en el rodaje. Para ello Menor ha tenido que trabajar en el campo con lobos salvajes, una experiencia «muy emocionante». Y cuenta una anécdota: «Uno de nuestros colaboradores, al salir del aguardo donde estaba escondido, se encontró de bruces con un lobo. El animal, en lugar de espantarse, debió sentir curiosidad y se dedicó a seguir a nuestro compañero». «Muchas personas en esa situación habrían sentido miedo; sin embargo, el lobo no es peligroso para el ser humano. En los últimos 40 años no hay documentado ningún ataque de lobos en nuestro país», resalta.

La película ha sido rodada en Andalucía, Castilla y León , y Castilla-La Mancha
La película ha sido rodada en Andalucía, Castilla y León , y Castilla-La Mancha - Juan Aragonés

La película arranca con los propios integrantes del equipo de rodaje grabándose, «casi como si fuese un making of, tratando de filmar lobos en plena naturaleza». Al llegar a las montañas de León, tuvieron la oportunidad de conocer y contar cómo los ganaderos ponen en práctica medidas preventivas para defenderse de los ataques de los lobos. Algo que queda patente en el filme, de 71 minutos de duración, que también muestra cómo es la vida de una manada de lobos.

Pero, ¿por qué este animal depredador y no otro? «En estos momentos se le está dando mucha difusión al conflicto entre los ganaderos y el lobo —explica el cineasta—. Con esta película lo que hemos pretendido es recoger las experiencias de aquellos ganaderos que no tienen problemas con el lobo y transmitir sus conocimientos, para que otros pastores puedan defenderse frente a los ataques».

Los beneficios

Menor también quiere dar a conocer los beneficios que el lobo aporta a nuestros ecosistemas e incluso a la propia ganadería, «ya que controla la propagación de enfermedades que afectan al ganado doméstico, como la tuberculosis». «Los lobos evidentemente ocasionan pérdidas económicas a los ganaderos, pero la tuberculosis ocasiona aún mayores pérdidas a este sector», recalca el biólogo.

«El lobo es esencial para el control de la tuberculosis, de hecho, en las zonas donde hay lobos la incidencia de la tuberculosis es menor», alega. Esto es debido, según explica, a que los animales tuberculosos presentan inflamación en las articulaciones, lo que les genera problemas para correr. Por tanto, son los primeros animales que eliminan los lobos. «Este cánido actúa como un auténtico veterinario en el ecosistema, saneando las poblaciones de animales salvajes. Es un servicio que realizan los lobos y que no es justamente reconocido», se lamenta.

En el rodaje ha participado un elenco técnico de altísimo nivel
En el rodaje ha participado un elenco técnico de altísimo nivel - Puri Lozano

Menor analiza también el papel del lobo ahora, cuando la ganadería porcina ibérica se enfrenta a una epidemia de peste porcina en los países del Este de Europa que avanza lentamente hacia España. «Las poblaciones de lobos europeos pueden jugar un papel muy importante frenando la expansión de la peste porcina al eliminar los jabalíes infectados que dispersan la enfermedad. Sorprendentemente, los lobos pueden ser grandes aliados de los productores de cerdo ibérico», advierte.

Sin embargo, el lobo ibérico, con una población de tan solo 2000 ejemplares, es una especie declarada oficialmente en peligro de extinción en Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura. Y en algunas de estas regiones, además de Castilla y León, ha sido rodada la película, principalmente en el parque natural Sierra Norte de Sevilla, en el parque natural de Babia y Luna y en los Picos de Europa, en León. También en Sierra Madrona y Puertollano (Ciudad Real) y en Pepino (Toledo).

Para este reto cinematográfico, Menor ha reunido, «por primera vez en la historia de nuestro cine de naturaleza, a un elenco técnico de altísimo nivel». Entre sus miembros hay dos Premios Goya, como José M. G. Moyano (mejor montaje por «La Isla Mínima») y Daniel de Zayas (mejor sonido por «Tres días»), además de Carlos de Hita, el más reconocido sonidista de naturaleza de España. La cantante Rozalén ha puesto su voz en la película, cuyo narrador es Jesús Olmedo.

«Un espectáculo de imagen y sonido»

Aunque en España es muy difícil producir una película de cine de naturaleza, en esta ocasión Menor ha contado con la colaboración de Canal Sur y CMMedia en la cinta, que tiene un presupuesto de 960.000 euros. «A nivel internacional, esperamos que se distribuya fácilmente en todo el mundo. El cine de naturaleza es un género de ámbito internacional que está por encima de las barreras culturales y eso facilita mucho su distribución», explica.

¿Y por qué tendríamos que ir a ver Barbacana? «A nivel de contenidos, porque aporta una nueva visión sobre el lobo, que rompe con los estereotipos y con los prejuicios culturales que hay entorno a esta especie —resalta Menor—. Y, a nivel cinematográfico, porque es una gran producción realizada por un gran equipo técnico. Realmente, es un espectáculo de imagen y sonido digno de verse y de disfrutarse en el ámbito de un cine». El preestreno será en Talavera de la Reina, en los cines Artesiete, el 16 de octubre. Tres días después, ya se podrá ver en salas de cine de toda España.