<a href="">García-Tizón mantiene sus dudas respecto a su candidatura. </a> - A. P. H.

«Sinceramente, en este momento no sé si el candidato a Toledo voy a ser yo u otra persona»

Actualizado:

BBBViene de la página anterior

—¿Hablar de Toledo es hablar de Arturo García-Tizón?

—Sí. He sido una persona muy vinculada siempre con Toledo capital y con la provincia. Además tengo que hacer una confesión: no tengo nada contra los parlamentarios o diputados que no sean de sus provincias de origen, sin embargo a mí me hubiera resultado imposible presentarme por una circunscripción que no hubiera sido Toledo. La capital es mi ciudad, aunque no nací en ella, pero vine aquí con tres años y mis hijos son toledanos.

—Si de algo se ha hablado en los últimos meses es de su candidatura a la Alcaldía de Toledo. Usted era el elegido, pero parece que últimamente no es así ¿cómo está esta cuestión?

—En mi caso concurren muchas circunstancias. Primero, hay un plantel de personas muy preparadas con tantas o mejores condiciones que yo para obtener la alcaldía. Segundo, nunca he rehuído el tema de Toledo. Recuerdo que en su día fui candidato y salí yo solo, aunque mi voto fue decisivo para que hubiese alcalde de UCD, que fue Juan Ignacio de Mesa. Luego mi evolución fue hacia la política nacional y ahora también. El que se piense en mí como candidato es algo que me honra, me hace ilusión y me causa satisfacción. La verdad es que me encantaría ser alcalde de Toledo, pero también comprendo que en estos momentos también estoy en otras facetas. Ahora mismo, y lo digo sinceramente, no sé si voy a ser yo u otra persona. En cualquier caso, con lo que sí se puede contar es con mi total dedicación a Toledo.

—Hay quien piensa que en política nacional usted se encuentra muy a gusto y que la política local es otra cosa.

—No. A mí la política local me parece preciosa. Si fuese alcalde, sería un alcalde feliz. Pero no lo sé, porque muchas veces la evolución de los acontecimientos determina una cosa u otra.

—¿Qué indica que el PP esté haciendo encuestas en la capital en las que se barajan varios nombres, entre ellos el suyo?

—Tanto nosotros como el Partido Socialista estamos haciendo encuestas con distintos objetivos. En estos casos, claro que se ponen nombres encima para sondear la opinión de los toledanos sobre qué perfil o persona encaja mejor como candidato.

—¿Y quién sale mejor en la foto?

—No lo sé, porque la foto no está terminada. Pero hay que aclarar que esas encuestas no son artículos de fe, sino que marcan tendencias, aunque luego los partidos políticos deciden. Pero por lo que voy sabiendo, me atrevo a decir que en el PP no es determinante la persona. Sin embargo, en el caso del Partido Socialista tiene un problema muy grave, y es que si las cosas son como dicen algunas encuestas, que indican que pierde ¿qué hace Emiliano García-Page? Por eso creo que García-Page va a intentar jugar en las dos: en la regional, por si las moscas, y en las municipales.

Conde y Barredo

—En la encuesta hay varios nombres, como el de Agustín Conde.

—Ha sido uno de los mejores alcaldes que ha tenido Toledo, si no el mejor. Hay que recordar que por ejemplo el Museo del Ejército fue una iniciativa suya, la Fábrica de Armas, las escaleras mecánicas... por eso su nombre es casi obligado como opción, porque además nunca perdió las elecciones. En un momento determinado el partido le pidió un esfuerzo y se fue a la regional, pero si no lo lógico es que hubiese revalidado el mandato. Por tanto, no es extraño que el partido quiera saber cómo es recibida su opción como candidato.

—Otro nombre es el de Paloma Barredo.

—Es una persona de unas características muy especiales. Una mujer muy preparada que representa muy bien hoy el perfil del Partido Popular. Que cae muy bien en sectores muy amplios de la sociedad. Es una persona abierta que está demostrando una magnífica capacidad en su comunicación como portavoz, porque a medida que le hemos ido dando cada vez más responsabilidad lo está haciendo cada día mejor. Me consta que entra muy bien en determinados sectores a los que tradicionalmente el PP no ha llegado con facilidad. Todo ello hace de ella una buena candidata.

—El resultado de esa coctelera de datos ¿cuándo se decide y quién?

—Lo decidirá María Dolores de Cospedal, pero insisto en que la encuesta es un dato, pero no es el definitivo.

—Si al final la ecuación sale que tiene que ser Arturo García-Tizón ¿lo aceptaría sin problemas?

—Sí. Pero también, si es necesario, para ir de número dos o tres. Quiero dejar claro que mi disposición es total y absoluta para echar una mano en lo que haga falta... si hace falta.

—La derrota del PP en las pasadas elecciones ha llevado durante esta legislatura al grupo municipal del PP a una situación a la deriva ¿Cómo se puede recuperar ?

—Este es un grupo municipal que se gesta en un periodo de transición entre José Manuel Molina y María Dolores de Cospedal, uno candidato a la alcaldía y la otra a la Junta, con gente más próxima a unou otros. Además es un grupo que nace con la vocación de ser gobierno, pero llegan las elecciones, se pierde y la cabeza desaparece, quedando un grupo desarbolado, aunque se hace una conformación con Lamberto García Pineda, que había sido la mano derecha de Molina, como presidente y a Paloma Barredo, una de las nuevas incorporaciones de Cospedal, de portavoz. Yo, sin cambiar absolutamente nada, lo que hago el verano pasado es acentuar las funciones de unos y de otros. Reforzamos el papel de la portavoz, que estaba un tanto difuminada con las distintas portavocías, y creo que ahora el grupo municipal, en términos generales, está cumpliendo su misión. La pregunta es que evidentemente este grupo cambiará cuando finalmente se designe el candidato.

—¿Por qué surgen episodios como el de María Paz Ruiz?

—Es un episodio puntual al que no le doy más importancia.

Pacto PSOE-IU

—En todo caso, la situación del grupo municipal ha dado ventaja al equipo de gobiero PSOE-IU, ya que no ha aprovechado las evidentes divergencias que existen entre ellos.

—Me hace mucha gracia porque oigo que IU se plantea romper el grupo municipal en La Puebla de Almoradiel, pero esto es algo que PSOE e IU hacen muchas veces, pero al final se votan. Luego llega García-Page y dice que soy un hombre de centro, pero eso no es verdad, usted es un hombre de izquierdas, y sale de alcalde con los votos de Izquierda Unida, porque nunca ha ganado las elecciones en este municipio, ni él ni otro candidato del PSOE. Luego dicen que los socialistas de Madrid son una cosa y los de Toledo otra. No, son socialistas los de Madrid y los de Toledo. Barreda, igual que Zapatero y Page, igual que Zapatero y Barreda juntos, y a veces con la compañía de Izquierda Unida.

—¿Emiliano García-Page puede ser ahora un candidato mucho más peligroso tras cuatro años de gobierno?

—Es indiferente. En el mejor momento para el PSOE, que fue en las pasadas elecciones, sacó once concejales. Hoy el PSOE no ha hecho muchas cosas para que saque más, por eso van a tener difícil llegar a diez.

—¿Cómo califica la gestión que hasta ahora ha hecho el alcalde?

—Nula, mala y escasa. Las únicas ventajas que el veo a Page es que cuando hay un bofetón a cosas de Toledo dice que eso es cosa de otros. Lo que ha hecho el alcalde es poner florecitas en la ciudad. Tiene paralizado el auditorio, la autovía también, los problemas de tráfico siguen igual, veremos si el remonte nuevo es una realidad...¿pero qué ha hecho Page? Mucha sonrisa, mucha visita para dejarse ver, mucha florecita pero nada de nada.

—A la hora de echar cuentas ¿piensa que IU puede mantener su mismo nivel y ser determinante?

—Si según mis cálculos IU mantiene dos concejales y el PSOE baja a nueve, el PP alcanzará catorce.