La Guardia Civil interceptó el vehículo de los furtivos cuando se incorporaba a la autovía A-42
La Guardia Civil interceptó el vehículo de los furtivos cuando se incorporaba a la autovía A-42 - ABC

Tres detenidos por caza furtiva con galgos en Olías del Rey y Cabañas

Dos de ellos cuentan con numerosos antecedentes delictivos

ToledoActualizado:

La Guardia Civil, en el marco de la operación «Galgo», ha detenido a J.L.P., F.L.P. y J.L.A. por un delito relativo a la protección de la flora y fauna. Estas personas fueron detenidas después de que estuvieran cazando con galgos de forma ilegal en los términos municipales de Olías del Rey y Cabañas de la Sagra.

El Seprona de la Guardia Civil de Toledo abrió la operación «Galgo», en la que colaboran diferentes unidades de este cuerpo, para controlar la práctica ilegal de la caza furtiva con galgo en fincas cinegéticas de la provincia, en especial de las comarcas de La Sagra y Torrijos.

Los cazadores utilizan vehículos todo terreno y circulan por caminos de tierra o entre cultivos para «levantar» a las liebres y que sean perseguidas por los perros galgos que llevan consigo, de esta manera prueban la capacidad de trabajo que tienen estos animales. Esta práctica ocasiona numerosos daños en los cultivos de cereal provocando perdidas considerables a sus propietarios, además de constituir un grave riesgo para la seguridad del tráfico.

El pasado día 20 de febrero, el Seprona tuvo conocimiento de que los ocupantes de un vehículo todo terrero de gran cilindrada, se encontraba practicando este tipo de caza en los término municipales de Olías del Rey y Cabañas de la Sagra.

La Guardia Civil activó las distintas unidades implicadas en esta operación, que apoyados por el Servicio Aéreo del Grupo de Helicópteros con sede en Torrejón, localizaron el vehículo cuando se incorporaba a la autovía A-42 (Toledo-Madrid), siendo finalmente interceptados a la altura del kilómetro 50 por la Usecic y el Seprona.

Los agentes identificaron a los tres ocupantes del vehículo, tres hombres con edades comprendidas entre los 37 y los 73 años, dos de ellos con numerosos antecedentes delictivos.

Igualmente la Guardia Civil cotejó los datos de titularidad de los tres animales que llevaban consigo, siendo uno de ellos intervenido y entregado a un responsable de la Federación Española de Galgos por no poder demostrar su tenencia legal.

Los tres hombres fueron detenidos por un delito relativo a la protección de la flora y fauna y puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Toledo.