Marwan, en una foto facilitada por la familia
Marwan, en una foto facilitada por la familia

Tramitan una ayuda de emergencia para la familia de Marwan, que deja viuda y cuatro hijos

El alcalde lamenta la muerte del magrebí, muy «integrado» en el pueblo

ToledoActualizado:

El Ayuntamiento de Yuncler (Toledo) ha iniciado la tramitación de una ayuda de emergencia para la familia del hombre de nacionalidad marroquí que ha muerto tras ser agredido en Yuncos (Toledo) al intentar mediar en una discusión, ya que tiene cuatro hijos menores de 11 años.

Como informó ABC, el fallecido, Marwan E.B., que tenía 38 años, residía con su mujer y sus cuatro hijas en Yuncler, aunque la agresión que le ha ocasionado la muerte se produjo el pasado 21 de marzo en Yuncos, donde regentaba un taller, ha explicado este martes a Efe el alcalde de este municipio Luis Miguel Martín.

Tras su muerte, su viuda se ha quedado sola con cuatro niños que tienen menos de 11 años, por lo que el Ayuntamiento de Yuncler ha iniciado los trámites, a través de los Servicios Sociales municipales, para concederle una ayuda de emergencia con el fin de que pueda mantener a sus hijos, ha comentado el regidor.

Además la viuda no tiene recursos para poder repatriar a Marruecos el cuerpo de su marido, para que sea enterrado en su país natal, ha señalado Martín, por lo que la comunidad marroquí de Yuncler ha abierto una cuenta con el fin de recabar fondos, ya que estos procesos de repatriación son costosos.

En este sentido, Martín ha lamentado las circunstancias en las que se ha producido la muerte de Marwan E.B., cuya familia está muy integrada en Yuncler, al igual que el resto de familias que integran la comunidad magrebí que está asentada en este municipio toledano.

Marwan E.B. murió este miércoles en el Hospital Virgen de la Salud de Toledo, a consecuencia de las lesiones que sufrió el pasado 21 de marzo, tras ser agredido por un individuo cuando intentaba mediar en una discusión en el polígono industrial Villa de Yuncos, donde tenía su taller, según ha informado este jueves la Guardia Civil.

Los hechos se produjeron cuando un hombre recriminó a dos hombres de 32 y 28 años, por la conducción temeraria que estaban haciendo en el polígono Villa de Yuncos, lo que originó una discusión entre los tres.

En el desarrollo de la discusión, Marwan salió de su taller en apoyo del hombre que les había recriminado para intentar mediar en la pelea, momento en el que recibió un «fuerte puñetazo» en el rostro que hizo que perdiera la conciencia y cayera desplomado al suelo.

Fue evacuado al Hospital Virgen de la Salud de Toledo, donde fue intervenido quirúrgicamente de lesiones craneales y quedó ingresado en la UVI en estado de coma hasta su fallecimiento este miércoles, ha indicado la Guardia Civil, que ha detenido a los dos presuntos autores de la agresión, a los que se le imputa un delito de homicidio doloso.