Lanzamiento de pétalos al paso de la Virgen
Lanzamiento de pétalos al paso de la Virgen

Quintanar se rinde a su Virgen de la Piedad

Celebran por todo lo alto las fiestas en honor de su patrona

ToledoActualizado:

Quintanar de la Orden celebró el 15 de agosto su día grande en honor a la patrona, la Virgen de la Piedad, con diversos actos en los que los quintanareños muestran el fervor hacia su imagen.

A primera hora de la mañana, la banda municipal, dirigida por Sebastián Heras se desplazó hasta la casa del Mayordomo Mayor, para posteriormente dirigirse hacia la plaza del Ayuntamiento junto al resto de los miembros de la hermandad, que fueron recibidos en el Ayuntamiento por las autoridades locales, la reina y las damas de las fiestas.

La reina y las damas de las fiestas
La reina y las damas de las fiestas

Tras la recepción, los quintanareños y visitantes se trasladaron al templo parroquial con la imagen de la Virgen como protagonista. Al comienzo de la Eucaristía, el mayordomo mayor, Vicente Verdugo, se dirigió a los presentes para agradecerles su presencia y su participación.

Durante su intervención, Vicente Verdugo hizo un viaje en el tiempo y recordó su paso como mayordomo hace 50 años. Sin duda, un sueño realidad que, tal y como manifestó, «no hubiera sido posible sin el apoyo de su gran familia, su Hermandad».

El alcalde corta la cinta inaugural
El alcalde corta la cinta inaugural

La misa, a la que asistieron cientos de personas, fue presidida por el vicario, Francisco Aparicio, que junto al párroco, Juan Antonio Collado, estuvieron acompañados por los padres franciscanos, Fray Manuel Sanchís y Fray José Méndez.

Las actividades no cesaron. Tras los actos religiosos, el cortejo, vecinos y visitantes se dirigieron a la exposición XXVII Certamen de Pintura Antonio Arnau, que se podrá visitar en Quintanar de la Orden hasta el 31 de agosto.

Autoridades, reina y damas de las fiestas
Autoridades, reina y damas de las fiestas

Para finalizar la mañana, todos los quintanareños pudieron disfrutar del Baile del Vermut, que fue inaugurado por las autoridades y la reina de las fiestas junto a su corte de honor.

Ya por la tarde, como cada 15 de agosto, tuvo lugar la celebración de la ofrenda floral y posterior la procesión en honor a la patrona de la localidad. Acompañada por los quintanareños, la imagen de la Virgen fue trasladada desde la iglesia parroquial a la plaza de la Constitución. Allí la esperaban las autoridades locales, la reina y las damas de las fiestas, así como las camareras y los servidores de la hermandad y mayordomía de la Virgen.

Ofrenda floral
Ofrenda floral

Durante 90 minutos los fieles quintanareños, acompañados por la banda municipal de música dirigida por Sebastián Heras, mostraron su fervor a la Virgen en la ya tradicional ofrenda floral.

Finalizado el acto, dio comenzó el recorrido de la patrona por las calles de Quintanar de la Orden. La procesión fue presidida por el vicario parroquia, que estuvo acompañado por el párroco, el sacerdote quintanareño, Francisco Ortiz Collado; el presidente de la hermandad, Francisco Añover; los miembros de Junta directiva, la reina y las damas, las camareras y los servidores, y la corporación municipal con el alcalde, Carlos Madero, al frente.

El alcalde y otros miembros de la corporación
El alcalde y otros miembros de la corporación

El cortejo procesional finalizaba con la Banda de Música Municipal, que con sus interpretaciones, dio solemnidad, recogimiento y esplendor a este esperado acto religioso.

Como novedad este año, tras el regreso de la imagen al Ayuntamiento, tuvo lugar una quema de fuegos artificiales y una lluvia de pétalos de rosas que fueron lanzados desde el balcón del Consistorio.

Los miembros de la banda municipal de música con la reina y las damas de las fiestas
Los miembros de la banda municipal de música con la reina y las damas de las fiestas

Posteriormente, la patrona fue trasladada a la ermita de intramuros, donde fue recibida entre aplausos por los fieles, que no quisieron despedirse de ella sin cantarle la tradicional Salve.

Para finalizar el día, los quintanareños pudieron disfrutar de la actuación musical de la orquesta Diamante en la pista Jardín Colón.

Este jueves se celebra la misa en honor a los ausentes y, posteriormente, se podrá disfrutar de la tradicional paella gigante en las antiguas escuelas de Colón, por el precio de 1 euro, a beneficio de Asodefa, Asprodiq, AECC, Cruz Roja, Asoc. del Pueblo Saharaui y Salvando Inocentes Quintanar de la Orden.