Representantes del Ayuntamiento de Torrijos y de la sociación belga de los actos celebrados este mes
Representantes del Ayuntamiento de Torrijos y de la sociación belga de los actos celebrados este mes - Ayto

Un proyecto sobre tradiciones medievales une a Torrijos y Bélgica

El consistorio torrijeño anuncia para 2020 unas jornadas de recreación histórica

ToledoActualizado:

Un grupo de 17 personas de Torrijos ha viajado a Visé (Bégica) para participar en la «Grande fête d´Été des Arbalétriers Visétois» (la Gran Fiesta del Verano de los Arqueros de Visé), un proyecto financiado por la Unión Europea dedicado a la recuperación de tradiciones medievales. El Ayuntamiento de Torrijos ha informado de que este grupo de 17 participantes estaba conformado por técnicos del Ayuntamiento, profesores del IES «Juan de Padilla» e integrantes del club de arqueros «Pedro I», acompañados por el concejal de Cultura y Dinamización Local, Fernando de Miguel.

Asimismo, el Ayuntamiento ha indicado que los días 8 y 9 de agosto asistieron a una jornadas formativas del proyecto en las que participaron cerca de 60 personas y, posteriormente, los días 10 y 11 se unieron a la «Gran Fiesta del Verano de los Arqueros de Visé».

Este proyecto, al que se encuentra adherido Torrijos, junto a Vicé y a otros municipios europeos como Sansepolcro (Italia) y Mindelheim (Alemania), es parte de programa Erasmus+, que ha concedido a la localidad aproximadamente 100.000 euros, repartidos entre el Ayuntamiento y al IES «Juan Padilla», ha precisado el Consistorio.

Por otra parte, se han preparado unas jornadas de recreación histórica en Torrijos para la primavera del 2020, similares a las celebradas en Vicé, y que tendrán lugar antes de la celebración de las Crónicas del Rey don Pedro, en las que los arqueros del club «Pedro I» serán los protagonistas.

A esta recreación asistirán representantes de los otros tres municipios que forman parte de este proyecto de recuperación de tradiciones medievales, que se inició en 2018 y se prolongará hasta el 2021, y cuyo objetivo es «desarrollar prácticas» que contribuyan a «sensibilizar» a los jóvenes sobre la importancia del patrimonio cultural e histórico de Europa.