Morenito de Aranda torea al natural a Murga, que luego fue indultado
Morenito de Aranda torea al natural a Murga, que luego fue indultado - Eusebio Sánchez

Morenito de Aranda indulta un «victorino» en Madridejos

Se unieron en una simbiosis: la bravura y la entrega del toro, sometido a la audacia y arte del maestro

MadridejosActualizado:

La actuación de Víctor Puerto, sin sitio ni ganas de exponer ante la dificultad de sus oponentes -por lo que fue abroncado-, dejó la corrida prácticamente en un mano a mano entre sus dos compañeros de lidia.

Javier Castaño se esforzó en sacar partido a su lote, en una pelea constante con los toros, a los que logró dominar y, sobre todo a su segundo, argumentar una meritoria faena por ambos pitones. Como estaba deseando conceder trofeos, el respetable reconoció su entrega con el excesivo premio de las dos orejas.

Morenito de Aranda, que en su primero perdió los trofeos por culpa del acero, se erigió en protagonista junto con el toro que cerró plaza, de nombre «Murga». Ambos se unieron en una simbiosis: la bravura y la entrega del toro, sometido a la audacia y arte del maestro. El público, que presagiaba algo grande, pidió con fuerza el indulto del «victorino». A ello colaboró el de luces con su complicidad durante la solicitud del respetable, y la presidencia terminó por conceder el indulto, pues, con el animal totalmente entregado, la faena no tenía fin.

A parte de lo comentado, hay destacar varias suertes de varas entrando los toros desde los medios, algo que tanto se echa en falta, incluso en las grandes ferias, y con lo que también gozó la afición.