Fachada de la Audiencia Provincial de Toledo
Fachada de la Audiencia Provincial de Toledo - Ana Pérez Herrera

Un ladrón reincidente se enfrenta a 18 años de cárcel por cuatro robos «al tirón» en 23 días

El procesado, que será juzgado este miércoles, siempre utilizó su ciclomotor y ocultó su rostro con el mismo casco, según el fiscal

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Fiscalía de Toledo pide un total de 18 años de prisión para un hombre procesado por la presunta comisión de dos robos con violencia y otros dos en grado de tentativa en 23 días en dos poblaciones de la provincia. El acusado, J. M. R. P., siempre actuó a los mandos de su ciclomotor, de la marca Peugeot, y ocultó su rostro con el mismo casco, según el fiscal Juan Luis Ortega, que también le imputa un delito leve de lesiones. Será juzgado el 2 de mayo en la Audiencia Provincial de Toledo.

El encartado es un delincuente reincidente, con tres condenas a sus espaldas entre 2011 y 2015 por delitos similares, que permanece en prisión provisional desde el 24 de junio de 2017.

Dos días antes había sido detenido por una espiral delictiva que comenzó presuntamente el 29 de mayo. El acusado, que conducía su ciclomotor y ocultaba su cara con un casco, asaltó a una mujer cuando paseaba por la calle Santo Domingo de Ocaña. Le dio un fuerte tirón al bolso de la víctima, con la que forcejeó violentamente. El bolso fue recuperación con la documentación, pero sin las llaves de dos viviendas ni el teléfono móvil de la mujer, que tuvo que ser atendida de contusiones en el hombro y en el brazo derecho.

El 10 de junio, el procesado volvió a delinquir, según el fiscal. Actuó de la misma manera, desde su ciclomotor y con un casco en la cabeza, en este caso en la calle Mayor del Villar de Ocaña sobre las 13:00 horas. Sin embargo, el ladrón no logró apropiarse del bolso. La víctima, otra mujer, sufrió la rotura de sus gafas graduadas y una contusión en su rodilla derecha, por lo que estuvo varios días impedida.

El encausado volvió a delinquir el 18 de junio, poco antes de las doce de la mañana. Pero en esta ocasión se desplazó catorce kilómetros en su ciclomotor, hasta la vecina localidad de Yepes, según el fiscal. El «modus operandi» fue el mismo. Ocultando su rostro con un casco, abordó a otra mujer cuando ella caminaba por la calle Toledo. Aunque el ladrón tiró con fuerza del bolso que la víctima llevaba al hombro, no pudo apoderarse de él, ya que se rompió una de las asas.

Con el mismo ciclomotor y el rostro cubierto con un casco, regresó a Yepes el 21 de junio, poco antes de las 20:00 horas. En esa ocasión asaltó a una mujer que andaba con su hija por la calle Toledo, la misma del anterior golpe. El delincuente pegó un fuerte tirón del bolso que la víctima llevaba al hombro hasta que se apoderó de él. En su interior, 30 euros, llaves, documentación y un teléfono móvil, que fue recuperado.

Al día siguiente, el sujeto fue detenido y conducido a prisión, donde permanece aún. Además de otros antecedentes penales no computables para esta causa, el acusado ya ha sido condenado en tres ocasiones, con sentencia firme, por delitos relacionados con el robo con violencia o con el de fuerza en las cosas.