Audiencia Provincial de Toledo
Audiencia Provincial de Toledo
El Carpio de Tajo

El acusado de matar a un vecino en El Carpio dice que él no le pinchó

Este martes se celebra la segunda sesión a puerta cerrada a petición de una defensa

ABCActualizado:

El hombre acusado de matar a un vecino durante una pelea en El Carpio de Tajo (Toledo), en mayo de 2017, ha declarado este lunes en el juicio con jurado que él no pinchó al joven fallecido «con nada», que forcejearon y que la víctima le dio una cuchillada.

El juicio ha comenzado en la Audiencia provincial de Toledo con la declaración del acusado, Avelino M.M., para quien el fiscal pide una pena de 18 años de prisión por el asesinato de Alberto C.J., y del cuñado del procesado, Eduardo J.J. para quien solicita cinco años de cárcel por lesiones. El acusado ha explicado que la discusión se inició cuando recriminó a su vecino Alberto que fuera por la calle con el quad a gran velocidad habiendo niños jugando, pelea a la que se unió el padre de la víctima, Domingo, que vivía en las inmediaciones, y entre los dos le acorralaron en el patio de su casa, por lo que cogió un garrote y salieron a la calle.

Al poco de empezar la pelea se unió el cuñado de Avelino, aunque éste señaló que lo hizo para intentar separarlos. Sus adversarios se hicieron con una varilla de hierro que había en un solar contiguo a la casa con la que el padre le golpeó, mientras Alberto sacaba un cuchillo del quad, relató el acusado, quien añadió que la víctima se fue hacia él y le pinchó una vez con el cuchillo, tras lo cual forcejearon y el arma cayó al suelo.

«Me han pinchado», gritó, tras lo cual su familia lo trasladó al centro de salud de La Puebla de Montalbán, donde al cabo de diez o quince minutos llegaron Alberto y su familia «aporreando la puerta», aunque los sanitarios no abrieron hasta que llegó la Guardia Civil. Avelino ha dicho que no vio en qué estado se encontraba Alberto y que él estaba en una camilla y al poco fue llevado al hospital de Toledo para ser intervenido quirúrgicamente.

El acusado ha reconocido que a Domingo le golpeó con la garrota, pero no a la víctima, que según el escrito del fiscal, recibió una herida con un «objeto punzo-contundente» que le atravesó la «víscera cardiaca y le provocó la muerte como consecuencia de un taponamiento cardiaco y shock irreversible».

Avelino M.M. ha declarado que sus vecinos lo llamaban «gitano de mierda» siempre que se cruzaban y que su relación de amistad se había roto a raíz de una pelea de los hijos. Y ha reconocido que el día de los hechos había consumido cocaína, cannabis y bebida.

Laa segunda sesión del juicio por el presunto asesinato de un vecino de El Carpio de Tajo (Toledo) ha continuado este martes, 21 de mayo, a puerta cerrada a petición de una de las defensas de los dos acusados de estos hechos, que ha alegado motivos de seguridad.

Así, y tras la solicitud al magistrado que preside el tribunal, el resto de las partes personadas -Ministerio Fiscal, acusación particular y la otra defensa- no se han opuesto a esta petición. En esta sesión estaba previsto que testificaran testigos, particulares y agentes de la Guardia Civil.

Este miércoles continuará el juicio con la testificación de forenses, agentes y facultativos químicos, biológicos y criminalísticos.