Río Tiétar a su paso por La Iglesuela, con la sierra de Gredos al fondo
Río Tiétar a su paso por La Iglesuela, con la sierra de Gredos al fondo - ABC

La Iglesuela del Tiétar nace por referéndum popular

El 80 por ciento de los vecinos apoyan la nueva denominación para el municipio de la Sierra de San Vicente

ToledoActualizado:

Más del 80 por ciento de los vecinos de La Iglesuela, localidad de 480 habitantes perteneciente a las comarcas de la Sierra de San Vicente y Valle del Tiétar, ha decidido en una consulta popular propuesta por el Ayuntamiento, que el municipio adquiera el apellido «del Tiétar».

La iniciativa surgió hace tres años, cuando el Ayuntamiento hizo «un sondeo para comprobar la postura de los habitantes». Una idea del alcalde Víctor Eduardo Elvira, que pretende que se conozca al municipio como parte de la comarca de la Sierra de San Vicente pero también del Valle del Tíertar, «que se asocia más a la provincia de Ávila, aunque La Iglesuela, Sartajada y Buenaventura son pueblos de la provincia de Toledo integrados en la comarca del Tiétar».

Y el año pasado se puso manos a la obra y anunció que convocaría un referéndum para este año. Recordó entonces que el municipio es el pueblo que, con 14,6, tiene más kilómetros del río Tiétar en su término. «Estamos hartos de que la provincia de Ávila se quede con toda la comarca del río olvidando que hay tres pueblos de Toledo en el Valle del Tiétar».

Su intención era «generar un debate transgresor» y «pacífico», convencido de que «poner apellido a La Iglesuela solo tendría ventajas». Y ante la aceptación de su propuesta convocó la consulta vecinal para el pasado mes de agosto.

Más opciones turísticas

Una de las ventajas de las que habla el alcalde es tener mayores opciones en el plano turístico. «Y luchar por un parque natural en esta comarca tranquila y de gran belleza paisajística», reconoce Elvira.

Fue el pasado viernes a mediodía cuando se abrieron las urnas, instaladas durante todo el mes de agosto en el Consistorio, para contabilizar los votos. De los 225 vecinos empadronados que han votado, 181 (80,44%) se han manifestado a favor del nombre La Iglesuela del Tiétar, mientras que 44 (19,56%) prefieren el nombre actual.

Había otra urna para no empadronados pero que se sienten de la localidad y acuden cada verano al pueblo. De 360 votos, 253 (70,28%) apoyan la nueva denominación y 107 (29,72%) se han mostrado en contra.

Tras conocer el resultado, el alcalde agradeció a todos los vecinos que la votación se haya llevado a cabo de forma pacifica y recordó las palabras de un votante que dijo: «da igual lo que salga hay un nombre bueno y uno mejor».

Pleno extraordinario

Ahora se abre una etapa nueva para este municipio. El acuerdo vecinal debe aprobarse en un pleno y como la próxima sesión ordinaria es el primer jueves de noviembre (día 3), lo más probable es que se convoque un pleno extraordinario a finales de septiembre. Después el acuerdo municipal tiene que trasladarse a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y al Ministerio del Interior con toda la documentación.

El acuerdo tendrá que publicarse en el Boletín Oficial del Estado y en el Boletín Oficial de Castilla-La Mancha. También habrá que tramitar el cambio de la cartelería de carreteras. Pero el alcalde estima que en un plazo máximo de seis meses La Iglesuela ya sera La Iglesuela del Tiétar. Entonces, considera el alcalde, la localidad tendrá un impulso turístico que llegará con ganancias económicas para el municipio y la comarca.

Según el historiador Julio Sánchez Gil, a lo largo de la historia La Iglesuela se llamó Eclesuela, Eclesuela del Guadyerbas (relacionado con el río Tiétar en la época árabe), Florida (por la hermosura de su vegetación) y, finalmente, La Iglesuela, cuando se separó del condado de La Adrada y se incluyó en la provincia de Toledo.