Instalaciones del observatorio astronómico en La Puebla de Almoradiel
Instalaciones del observatorio astronómico en La Puebla de Almoradiel - Fundación AstroHita

La Hita cumple 20 años de investigación y divulgación científica

El fundador del complejo astronómico de La Puebla de Almoradiel, Faustino Organero, sueña con construir material astronómico para terceros

ToledoActualizado:

El Complejo Astronómico de La Hita, ubicado en La Puebla de Almoradiel, está de celebración. Este viernes, 16 de agosto, ha cimplido cumplió sus primeros 20 años de vida como culminación de la «afición personal» del presidente de la Fundación y fundador de este observatorio, Faustino Organero, que aunque inició este proyecto con 35 años y sin un «plan prefijado» de futuro, sueña ahora con construir material astronómico para terceros.

Organero indica que desde pequeño siempre estuvo «enredando» con lupas o tubos, lo que le llevó a motivarse con este campo leyendo libros y observando esquemas, algo que le fue despertando el «gusanillo» por la astronomía de instrumentación.

Fue hace 20 años, en 1999, cuando Organero inició este observatorio con la construcción de un telescopio y una cúpula para alojarlo. Tras ello, según explica, fue descubriendo procesos, técnicas y a profesionales de este campo para conseguir «dominar procesos y materiales».

Para el presidente de la Fundación AstroHita, se trata de una aventura «de conocimiento» que tiene un «aprendizaje continuo» y que se consigue con «esfuerzo, dedicación y perseverancia», ya que hay días en los que se consiguen los propósitos y otros son «malos» porque no se logra «lo que se tiene en mente». «Es una aventura del conocimiento», afirma.

Una aventura, según destaca, que no está desarrollando en solitario, ya que ha conocido en estos años a gente con la que ha hecho su «núcleo fuerte» para conseguir que el complejo sea referente en educación, divulgación e investigación. Entre ellos, la astrónoma Leonor Ana Hernández; el responsable de electrónica Fernando Fonseca o el responsable de software Isidro Núñez, que forman parte de su equipo.

En estos años, según dice, desde el complejo se ha conseguido desarrollar instrumental y adaptarlo al trabajo científico, así como trabajar con los datos de las investigaciones que se desarrollan en este complejo.

Así, entre los hitos conseguidos, Organero cita las menciones en la revista Nature en 2011, 2012 o 2017 sobre distintas investigaciones de planetas enanos. De igual modo, destaca la participación de la Fundación AstroHita en los proyectos «Vida» o «Smart», donde la producción científica está siendo «muy importante».

A largo plazo, Organero tiene como «sueño» construir material astronómico para terceros, además de apostar por la educación y la divulgación en el propio complejo.

En este sentido, añade que descubrieron la necesidad de educar a los niños en este campo, ya que en ellos está «el futuro». De ahí que la Fundación haya construido en el complejo un aula didáctica para desarrollar talleres y despertar la vocación científica de los más pequeños. Un aula que abarca visitas desde Educación Infantil hasta Bachillerato, con una serie de talleres relacionados con la astronomía, mezclados con ciencia creativa y con una vertiente cósmica.