Cerdos en una granja porcina
Cerdos en una granja porcina - EFE

Una granja porcina de 1.950 plazas en Recas recibe permiso ambiental

Estará ubicada en el paraje «Longueras», a 1.830 metros del casco urbano y que el arroyo más próximo es la Solana, a 330 metros

ABC
ToledoActualizado:

La Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha ha formulado el informe de impacto ambiental para la creación de una granja porcina de 1.950 plazas de cebo en el término municipal de Recas (Toledo), un proyecto que no necesita evaluación de impacto ambiental.

La resolución de la Dirección Provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Toledo, publicada hoy en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM), especifica que el proyecto de explotación porcina no necesita someterse a una evaluación de impacto ambiental ordinaria, al considerar que no tiene efectos significativos sobre el medio ambiente.

Así, se publica el informe de impacto ambiental, que perderá su vigencia en 3 años si no se autoriza el proyecto y comienza su ejecución.

En dicho informe se indica que la explotación estará ubicada en el paraje «Longueras» de Recas, a 1.830 metros del casco urbano y que el arroyo más próximo es la Solana, a 330 metros.

Además, se prevé que produzca 5.350 cerdos de cebo al año y que, en el apartado de residuos, genere 4.193 metros cúbicos al año de purines, que se acumularán en la balsa de purines y se transformarán en abono orgánico para ser utilizado en una parcela de 100 hectáreas de cultivo que el promotor posee en la zona.

También se señala que durante el funcionamiento de la ganadería, no se prevé que se produzca impacto por ruidos y olores, ya que está alejada de los núcleos de población.