Imagen del antes y depués del derrumbe en el castillo de Montalbán
Imagen del antes y depués del derrumbe en el castillo de Montalbán - Eduardo J./Óscar Luengo

SOS por el estado del castillo de Montalbán

Se derrumba una parte del edificio, mientras Ayuntamiento y vecinos entregaron a Cultura 12.000 firmas en 2015 y aún esperan respuesta

ToledoActualizado:

Cuenta la leyenda que el castillo de Montalbán guarda un gran tesoro, bien de época visigoda, del tiempo en el que los templarios estuvieron a su cargo, el Santo Grial o incluso la Mesa del Rey Salomón, como defiende el investigador toledano José Ignacio Carmona. Sea cual sea el misterio que esconde, lo cierto es que esta fortaleza es la más grande de la provincia de Toledo y su patio de armas uno de los más inmensos de todo el mundo.

Sin embargo, el pasado esplendoroso de este castillo, de origen árabe y posteriormente la más importante encomienda de la Orden del Temple en el reino de Castilla, contrasta ahora con su situación ruinosa y de abandono. Prueba de ello es que en las últimas semanas se ha desplomado el lienzo de pared que tapaba el paso de la torre albarrana por su cara norte. De hecho, es tal su deterioro que en 2011 se incluyó en la Lista Roja que elabora «Hispania Nostra», una asociación civil española que vela por el patrimonio cultural y natural, y en cuyo famoso listado hay más de 700 monumentos que se encuentran en ruinas.

Para situarnos, el castillo se encuentra dentro del término municipal de San Martín de Montalbán, dentro de la comarca de los Montes de Toledo y al sur de dicha provincia, y se erige sobre la hoz del río Torcón, una garganta de 100 metros de altura que lo hacía casi inexpugnable. Precisamente, debido a esta situación, durante la época de la Reconquista fue un punto de defensa clave para contener las embestidas de las tropas musulmanas en una época en la que se peleaba palmo a palmo y en la que la frontera estaba muy cerca de esta zona.

A nadie o casi nadie le ha pillado por sorpresa este último derrumbe que ha sufrido el castillo, ya que desde hace tiempo son numerosas las quejas tanto de los vecinos de San Martín de Montalbán, municipio al que pertenece, como de los visitantes que conocen la zona. De hecho, en este pueblo de casi 800 habitantes comenzaron hace más de una década a recoger firmas con el fin de que alguien tome cartas en el asunto para evitar el total deterioro del edificio.

Fueron los propios vecinos de este pueblo los que comenzaron a movilizarse para defender, como hicieron los mismísimos templarios, esta fortaleza, que ahora ve cómo sus grandes murallas y sus majestuosas torres albarranas presentan un «terrible estado», como se denuncia en el escrito que el Ayuntamiento de San Martín de Montalbán entregó en mayo de 2015 al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y a la Consejería del ramo, junto con las más de 12.000 firmas recogidas.

Castillo de Montalbán
Castillo de Montalbán

El castillo de Montalbán, propiedad del Ducado de Osuna desde el siglo XV, fue declarado monumento artístico y arqueológico en 1931, durante la II República. Y precisamente en verano de 2015 los técnicos de la Consejería de Cultura lo visitaron para hacer una evaluación de los daños que tenía tras las más de 12.000 firmas recogidas y presentadas ante distintas administraciones.

Silvia Sánchez, vecina y guía turística de la localidad, se llevó posteriormente las firmas a la iglesia visigótica de Santa María de Melque -construida en el siglo VII-, que comparte importancia con el castillo en San Martín de Montalbán y que recibe a cerca de 20.000 visitantes al año, lo que provocó que la iniciativa se extendiera como la pólvora.

«Los turistas dicen que es una lástima que el castillo se encuentre en la situación de abandono en la que está», expresa Silvia Sánchez a ABC, que además advierte del «peligro que supone visitar un monumento en ruinas y en fase de derrumbe en muchas de sus partes». Por eso, lamenta «la desidia» de los propietarios que lo han heredado, y recuerda que la fortaleza está dentro de una gran finca de caza que también tiene visitas guiadas.

Informe «en un cajón»

Muchos vecinos de San Martín de Montalbán lamentan que ese informe haya quedado «en un cajón», asegura Silvia Sánchez, y algunos de ellos se plantean constituir una asociación para salvaguardar esta fortaleza y realizar medidas de protesta como ir andando hasta el castillo (situado a unos diez kilómetros del pueblo) una vez que se levante la prohibición de visitarlo por el anidamiento de águilas en la hoz del río Torcón desde el 1 de febrero al 30 de mayo.

El artículo 23 de la Ley de Patrimonio de Castilla-La Mancha de 2013 obliga a «conservar, mantener y custodiar adecuadamente los bienes que forman parte del patrimonio», recuerda la alcaldesa de San Martín de Montalbán, María del Carmen Barrios, quien también hace mención al artículo 46 de la Constitución Española, que protege y promueve el patrimonio histórico, cultural y artístico.

La regidora lugareña informa de que «en el edificio no se han realizado reparaciones, a excepción de una pequeña intervención que hizo el ayuntamiento en los años 80 en la escalera de acceso a la torre del homenaje y en el muro principal». Por eso, critica que los propietarios de la Casa de Osuna no hayan hecho nada por el castillo, excepto cobrar por las visitas que hace un guía que tienen contratado y por los rodajes de series y películas, como los casos recientes de Isabel o La Catedral del Mar.

Así las cosas, parece que las diferencias entre los propietarios y las administraciones son prácticamente insalvables, pero «todavía se está a tiempo de salvar el castillo», confían tanto desde el Consistorio como los vecinos de San Martín de Montalbán, quienes esperan que sus quejas no se vayan por la hoz del río Torcón, lugar por donde aún resuenan, según cuenta la leyenda, los lamentos de la reina mora que se lanzó al vacío con su hijo en brazos ante el asedio de las tropas cristianas.