Equipos policiales y judiciales junto a los restos de la aeronave
Equipos policiales y judiciales junto a los restos de la aeronave - EFE
TOLEDO

El empresario Rafael Malo pilotaba la avioneta que se estrelló en Sotillo

El accidente deja huérfano a un menor de 16 años, que ha perdido a su madre y a sus hermanas gemelas

ToledoActualizado:

El empresario madrileño Rafael Malo Silvestre era el piloto de la avioneta que el pasado domingo se estrelló en un paraje de monte entre las localidades toledanas de Sotillo de las Palomas y Segurilla. Según han confirmado a ABC fuentes de la investigación, sus acompañantes eran su actual pareja y dos hijas de ésta, gemelas de 12 años, vecinas de Alcobendas, que habían partido desde el aeródromo de Cuatro Vientos hacia la ciudad portuguesa de Cascais.

Según han informado a Efe, el accidente ha dejado a un joven de 16 años huérfano, que que no volaba en la aeronave siniestrada y que ha perdido a su madre y sus dos hermanas. Lo triste es que este joven había perdido a su padre hace ahora tres años en accidente de tráfico.

El menor, muy afectado por la noticia, ha colgado una foto en la que aparece él junto a sus padres y hermanas, en la red social Instagram, con las palabras: «Familia, descansad en paz».

La trágica noticia ha causado también una gran conmoción en el entorno del colegio privado «King College» de Soto de Viñuelas (Madrid) en el que estudiaban las dos niñas fallecidas y su hermano.

Las mismas fuentes han confirmado a Efe que la localidad portuguesa de Cascais era visitada con frecuencia por la familia malogrado.

La investigación, que se está llevando rodeada de un extraño mutismo, sigue adelante. El pasado lunes, los restos carbonizados de los cuatro ocupantes de la avioneta, fueron trasladados al Instituto Anatómico Forense de Toledo, donde se les realizó la autopsia. El delegado del Gobierno, José Julián Gregorio, pidió «cautela» hasta conocer las pruebas de ADN para cotejarlas con el plan de vuelo.

Los investigadores que analizan el accidente están estudiando por qué se desprendió la cola del aparato, que ha aparecido a un kilómetro de los otros restos de la aeronave, ha dicho este miércoles José Julián Gregorio.

El lugar en el que se estrelló la avioneta ha sido visitado por un familiar y un amigo del empresario madrileño que pilotaba el aparato, según ha explicado a Efe el alcalde de Sotillo de las Palomas, Jesús Alonso. El regidor ha apuntado que él mismo los acompañó hasta la entrada de la finca, aunque después prefirió dejarlos solos porque estaban «bastante afectados».

Alonso ha dicho que querían saber cómo ocurrieron los hechos, ya que el empresario era un piloto «muy experimentado» y que «sabía muy bien lo que hacía», por lo que creen que el accidente se debió a un fallo del aparato.