Plantación en el chalé de Casarrubios del Monte
Plantación en el chalé de Casarrubios del Monte - Guardia Civil

Detenidas dos personas por cultivar 211 plantas de marihuana en una vivienda de Casarrubios del Monte

ToledoActualizado:

La Guardia Civil ha detenido a B. I. C. y J. R. L., un hombre y una mujer de 27 y 28 años respectivamente, por un presunto delito contra la salud pública por cultivar 211 plantas de marihuana en una vivienda de la localidad toledana de Casarrubios del Monte.

El Área de Investigación de la Guardia Civil de Valmojado abrió una investigación para determinar la veracidad de las informaciones que disponía sobre una posible plantación ilegal de marihuana en la localidad de Casarrubios del Monte, según ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha en una nota de prensa.

La Guardia Civil ha contado con la colaboración de la Policía Local de este municipio para localizar el lugar exacto, una vivienda situada en la urbanización Calypo Fado.

Los agentes se entrevistaron con la mujer que residía en la vivienda, siendo informada de los hechos que estaban siendo investigados. La mujer se introdujo en la propiedad para salir por la parte posterior de forma apresurada y subir a un vehículo que la estaba esperando para abandonar la casa a gran velocidad.

La Guardia Civil comprobó, junto con efectivos de Policía Local, la identidad de las personas que tenían alquilada esta vivienda, un hombre y una mujer, por lo que se dispuso a solicitar a la autoridad judicial competente la correspondiente autorización de entrada y registro.

Agentes de Valmojado recibió la llamada del letrado de estas dos personas para informar de que sus representados tenían la intención de facilitar la entrada y el registro voluntario a los agentes de la Guardia Civil.

De esta forma, la Benemérita hallaba un cultivo interior de marihuana que contaba con todo tipo de elementos y sistemas destinados al cultivo intensivo de este tipo de plantaciones, incautando un total de 211 plantas.

Igualmente, los agentes comprobaron con una compañía eléctrica que estas personas habían enganchado de forma ilegal todo el sistema a la red de fluido eléctrico.

De esta forma, la Guardia Civil ha detenido a B. I. C. y J. R. L. por un presunto delito contra la salud pública de cultivo o elaboración de estupefacientes y otro delito de defraudación de fluido eléctrico.