Jesús Gutiérrez Rey
Jesús Gutiérrez Rey - Fotografía cedida por su familia

Carlos Ballesteros: «No se está jugando con la vida de Jesús Gutiérrez»

El gerente de la Federación Madrileña de Montañismo afirma a ABC que «se están haciendo las cosas con cabeza»

La mejor opción: «Llevar a Jesús a Buenos Aires, operarlo y, dentro de 8 ó 10 días, traerlo a España para que termine la rehabilitación»

ToledoActualizado:

«De momento, no se puede trasladar a Jesús a España por el neumotórax que padece. Los médicos han valorado que no es adecuado», ha asegurado este jueves a ABC Carlos Ballesteros, el gerente de la Federación Madrileña de Montañismo, que cerró 2018 con 16.000 licencias. Una de ellas es la de Jesús Gutiérrez Rey, Susi, que se encuentra ingresado en un hospital de la Patagonia Argentina tras caer a una laguna desde 30 metros en el monte Fitz Roy. Este madrileño de 45 años, residente en Illescas (Toledo), está asistido por el conquense Pedro Cifuentes, montañero profesional y bombero del Ayuntamiento de Madrid.

Ballesteros deja claro también que «no se está jugando con la vida de la gente, como dice Pedro [Cifuentes]. Desde el día siguiente que llegó al hospital fue atendido, operado y estabilizado. ¡Se encuentra en un hospital! Los médicos que están allí son excelentes profesionales y lo tienen controlado».

«A Pedro le encantan los titulares; es conocido en nuestro mundillo porque va a golpe de titulares por donde va —añade Ballesteros—. Puedo entender que lleva varios días allí, que ha dormido mal, pero debería medir un poquito lo que va diciendo. Le encanta dramatizar, pero él no tiene ni idea del contenido de las reuniones entre los médicos argentinos y los de la aseguradora, Mapfre». Aunque la familia de Susi y el montañero Pedro Cifuentes habían manifestado que la empresa le había abandonado en Argentina, el gerente de la federación afirma que la aseguradora «no se ha negado en ningún momento a no pagar nada y nosotros hemos estado en contacto con Mapfre continuamente. Desde la federación se está avalando y aprobando los pasos que Mapfre está dando».

Ballesteros explica que la licencia de Susi cubre todo el mundo, pero con cumbres por debajo de los 7.000 metros. La póliza que la federación tiene contratada con Mapfre tiene un límite de hasta 20.000 euros en gastos sanitarios fuera de España y la repatriación hasta 18.000 euros en cualquier caso.

El gerente confirma que la federación y Mapfre han pactado sobrepasar esas cantidades: «En un caso como este, se cubrirá con la prima de todas las licencias. Como es una póliza para un colectivo, se trata de sumar todos los gastos que no se han cubierto. Es una cuestión solidaria. ¡A mí, como gerente, qué más me da que a final de año nuestra cuenta suba 20.000 euros más o menos! Evidentemente, la federación, como tomador del seguro, debe autorizarlo». «Se están corriendo demasiados bulos y hay mucha desinformación», lamenta Ballesteros, que agradece a ABC ser el primer medio en ponerse en contacto con su institución para hablar de este caso.

La mejor opción

Ballesteros asegura que la federación ha acordado también con Mapfre trasladar al escalador, si fuera necesario. «Hay que ver qué es lo mejor para el paciente», apostilla. Y desliza la mejor opción en estos momentos: «Llevar a Jesús a Buenos Aires, operarlo, estabilizarlo, tenerlo controlado y, dentro de 8 ó 10 días, traerlo a España para que termine la rehabilitación».

«Estoy hablando con la familia, con Pedro [Cifuentes] y con Mapfre desde el minuto uno. Estamos haciendo las cosas que se pueden, no lo que uno quiere o desea. Este [por Pedro], como es bombero, entra con el ariete en todos los lados».

Sobre la contratación de un avión medicalizado, como baraja la familia, el gerente maneja un presupuesto de 250.000 euros. «No hace falta mover un portaaviones para esas cosas. Hay que medir un poco la estrategia adecuada y elegir los medios más apropiados. Si fuera por Pedro [Cifuentes], la familia ya habría pedido un avión medicalizado. Y con eso qué conseguiría, ¿endeudar a la familia de Jesús de por vida? No tiene ningún sentido». «Con lo que está en nuestra mano, vamos a hacer lo mejor posible, pero con cabeza. Y es justo lo que le falta a Pedro».

De momento, la familia de Susi ha recaudado cerca de 15.000 euros con la campaña que ha sido lanzada en las redes sociales para repatriar al alpinista accidentado.