Despliegue sanitario y policial en la calle Babota de Los Cerrones, el pasado sábado, tras una pelea callejera
Despliegue sanitario y policial en la calle Babota de Los Cerrones, el pasado sábado, tras una pelea callejera - Facebook

Borox se concentra contra los okupas

Los vecinos de la urbanización «Los Cerrones» movilizan al pueblo para pedir al Ayuntamiento de esta localidad toledana que tome medidas

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

En la urbanización «Los Cerrones» de Borox ( Toledo) están hartos de los okupas por los ruidos, la suciedad o los enfrentamientos violentos que han llegado a tener con ellos en este pueblo al noreste de la provincia que linda con la Comunidad de Madrid. Por ello este pasado miércoles, 17 de julio, se llevó a cabo un encuentro vecinal convocado por los habitantes de esa zona residencial.

El objetivo era que el pueblo, con unos 3.800 habitantes censados, se uniera a su lucha para acabar con el problema. Lo que parecía una convocatoria abocada al fracaso media hora antes, se transformó en un reguero continuo de gente en el lugar de reunión, la plaza de la Constitución, que se llenó por completo, según los convocantes. Para ellos, supuso «una gran satisfacción ver a nuestro pueblo unido, ver a tantas personas acudiendo al llamamiento de socorro de otros vecinos», según se puede leer un comentario escrito por un parroquiano en un grupo local de Facebook, «Esto es Borox».

Residentes de «Los Cerrones» abrieron el acto explicando que no se trataba de una manifestación y que no querían politizar el acto, sino que tan solo pretendían hacer un llamamiento de «verdadera necesidad» para que todo el pueblo se unieran a la causa.

En la concentración, los vecinos hablaron de los problemas que generan algunos okupas que viven en el residencial, tales como ruidos, suciedad o la falta de convivencia. Sin embargo, pusieron el énfasis en los actos más graves que han acaecido en la localidad últimamente, como el intento de envenenamiento de perros de vecinos; amenazas explícitas con frases a vecinas como «te vamos a quemar la casa» o «te vamos a violar»; o el impedimento a una vecina a entrar a su casa, para lo que los violentos utilizaron «perros de presa». Entre las víctimas de estos presuntos hechos, un vecino y su hija de 16 meses.

Además, hablaron de la falta de evolución de Borox, debido a la problemática de las viviendas abandonadas, ya que precisamente «Los Cerrones» es el punto desde el que se debería expandir el pueblo, según consideran los vecinos. También comentaron que los responsables de los chalés abandonados hacen oídos sordos, por lo que «el Ayuntamiento debería tomar cartas en el asunto».

Para finalizar el acto informativo en sí, los vecinos impulsores de la concentración aseguraron que «empresas de seguridad hacen negocio instalando alarmas a los okupas sin pedir ningún tipo de documentación que acredite que los inquilinos de esas viviendas son los propietarios» de los inmuebles.

Vecinos del pueblo aseguran que esos problemas están relacionados con unos hechos ocurridos en Borox el pasado fin de semana, cuatro días antes de la convocatoria en la plaza de la Constitución. El sábado 13 de julio, un hombre de 42 años fue herido, de carácter leve, con un arma blanca. Se trataba de un okupa que había sido atacado por un vecino en una pelea callejera, según fuentes de la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha.

La discusión ocurrió por la tarde en la urbanización «Los Cerrones», en la calle Babota, y el servicio de emergencias 112 recibió un aviso a las 19:39 horas. El detenido quedó en libertad tras prestar declaración ante la Guardia Civil.

Según algunos vecinos, el presunto agresor vio cómo un supuesto okupa «manipulaba el cuadro eléctrico de la fachada» de una vivienda y «le preguntó que hacía», lo que originó una discusión entre ambas personas. Esos vecinos afirman que el okupa intentó atropellar a su adversario con un coche y «acto seguido» intentó «clavarle un destornillador». En la urbanización dicen que el okupa herido se autolesionó.

Desde el Ayuntamiento, tan solo han confirmado que se celebró el acto informativo en la plaza de la Constitución. Sin embargo, ABC no ha podido hablar con ningún miembro de la corporación municipal ni con la Policía local, a pesar de la insistencia. Mientras, los vecinos aseguran que a los okupas «hay que pararles los pies».