Charo Navas y Ana Gómez
Charo Navas y Ana Gómez - A. Pérez Herrera

Las agentes de igualdad han formado a 13.500 toledanos de 44 municipios

En actividades dirigidas a la prevención de violencia de género y de las actitudes machistas

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Diez agentes dinamizadoras de igualdad han formado a casi 13.500 habitantes de 44 localidades de la provincia deToledo, 5.000 de ellos niños y adolescentes, a través de 820 actividades encaminadas a la prevención de la violencia de género y de las actitudes machistas.

La diputada de Cultura, Educación e Igualdad, Ana Gómez, ha hecho balance este martes en rueda de prensa de la segunda edición del programa «Agentes dinamizadoras de igualdad» que ha actuado entre los meses de mayo y noviembre en municipios toledanos con menos de 5.000 habitantes, a donde no llegan los centros del Instituto de la Mujer.

Gómez ha cifrado en 13.500 los toledanos que han intervenido de forma «directa y activa» en 820 actividades llevadas a cabo por las diez agentes de la igualdad, un 37% de los cuales son niños y adolescentes que han participado en 287 actividades realizadas dentro y fuera de los centros educativos como talleres de expresión corporal, pruebas de destreza, cuentacuentos y videofórums con el objetivo de fomentar en ellos la sensibilización por la igualdad y ante los casos de violencia de género.

También, se ha asesorado al profesorado en detección de situaciones de desigualdad en las aulas y se ha trabajado con un «amplio tejido social» que abarca desde las asociaciones de padres y las familias, hasta el personal municipal con 26 actividades para la promoción de un lenguaje «inclusivo y no sexista», entre otros fines.

«Agentes dinamizadoras de igualdad» forma parte de la estrategia de igualdad de la Diputación de Toledo 2016-2019, en colaboración con el Instituto de la Mujer, y ha llegado al 50% de las localidades de menos de 5.000 habitantes de las comarcas de la Campana de Oropesa, Sierra de San Vicente y La Sagra, lo que supone 162.000 ciudadanos.

Por su parte, la directora provincial del Instituto de la Mujer en Toledo, Charo Navas, ha destacado que esta iniciativa es un «buen ejemplo» de la colaboración «transversal» entre instituciones regionales, provinciales y locales para incentivar la autonomía, la presencia pública y los derechos de las mujeres a «decidir sobre su vida, a vivir libres de violencia y a controlar los recursos» para, de ese modo, alcanzar su desarrollo individual.

Navas ha insistido en que los «estereotipos sexistas» están más arraigados en las zonas rurales y, a este respecto, indicó que las mujeres de pequeñas localidades tienen un acceso más limitado a los recursos y al empleo, lo que redunda en situaciones discriminatorias. Además, ha tildado de «novedoso» el programa de la Diputación.