Reunión de técnicos y representantes municipales con la vicepresidenta de Turismo
Reunión de técnicos y representantes municipales con la vicepresidenta de Turismo - Diputación

Los 12 senderos de la red provincial funcionarán antes del verano

Además de revitalizar el turismo, promocionarán los espacios naturales y contribuirán al desarrollo del mundo rural

ToledoActualizado:

Los 12 senderos que constituyen la red de la provincia de Toledo estarán en funcionamiento antes del verano, una iniciativa que además de revitalizar el turismo tiene entre sus fines la promoción de los espacios naturales, la generación de empleo y el desarrollo del mundo rural.

En un comunicado, la Diputación de Toledo ha informado de que los últimos siete senderos aprobados en agosto de 2017 están a punto de entrar en funcionamiento, por lo que se sumarán así a los cinco ya activos en la provincia.

Los representantes municipales, los técnicos y la empresa ocupada de su señalización han mantenido una reunión de trabajo con la vicepresidenta de Educación, Cultura, Turismo y Deportes, María Ángeles García, para determinar todos los detalles al respecto.

Los siete nuevos senderos incorporados a la red son: Sendero Risco ( Los Yébenes), Las Fuentes ( Cabañas de Yepes), Ruta del Pasado Visigodo ( Sonseca), Los Hitos ( Orgaz), Camino Norte de la Laguna ( La Guardia), Ruta del Río Tiétar ( La Iglesuela), Cabeza del Oso y Pelados ( El Real de San Vicente).

Estos nuevos senderos, que estarán activos antes del verano, vienen a sumarse a los cinco que ya pueden recorrerse por la provincia y que se localizan en Huecas, Rielves y Barcience (Ruta de las Tres Villas), Madridejos (Senda del Lince), Santa Cruz de la Zarza (Charco Negro), Navalcán (Ruta de las Aves) y Almorox (Sendero de Almorox).

Los participantes en el encuentro han informado sobre aspectos relativos a la formalización de los documentos necesarios para la inscripción y homologación de las siete nuevas rutas seleccionados en 2017 y el papel de la empresa encargada de la señalización, que dispondrá de cuatro meses para realizar los trabajos. Una vez terminadas estas tareas, los ayuntamientos se encargarán del mantenimiento y conservación de los elementos instalados.

Según la Diputación, se han primado los recorridos que suman mayores puntos de interés turístico, agrario, etnográfico, históricos, patrimoniales, civiles o religiosos.

Todos los senderos serán autoguiados mediante balizas y carteles interpretativos que ayuden al usuario a conocer los aspectos más importantes de su recorrido, según la normativa de la Federación de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha (Fdmcm).

Los itinerarios estarán diseñados para su recorrido a pie y discurrirán, preferentemente, sobre caminos tradicionales, vías pecuarias o sendas en desuso, sobre pavimento no asfaltado.

Los caminos o sendas deberán ser públicos y todo el trayecto irá marcado con flechas, marcas o balizas que indiquen el sentido correcto de la marcha, de forma que sean fácilmente visibles para los senderistas. Las longitudes oscilarán entre los 8 y los 20 kilómetros, de manera que se aseguran trayectos de diferente duración y dificultad, para satisfacer los diferentes gustos y necesidades de los posibles grupos de usuarios.

Todos ellos serán itinerarios que se puedan realizar normalmente en media jornada para poder completar la misma visitando los entornos o las localidades de la zona.