EL DELEGADO DE LA JUNTA RECUERDA QUE FUE UN PROYECTO DEL PLAN 2000-2007

Mora responde al PP y culpa a Aznar del retraso de la autovía Toledo-Ciudad Real

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

TOLEDO

El delegado de la Junta de Comunidades en Toledo, Fernando Mora, culpó ayer al Partido Popular del retraso de la autovía Toledo-Ciudad Real, al recordar que fue un proyecto del Gobierno de José María Aznar para construir una autopista de peaje entre Madrid y Ciudad Real, declarado «inviable por el impacto medioambiental». Así, subrayó que el tramo con término en la capital regional era el único posible, señalando que al senador «popular» Agustín Conde «le falla la memoria» cuando critica al Gobierno de Castilla-La Mancha por la demora en las obras de la AP-41.

El delegado de la Junta declaró que si el ministerio de Fomento, dirigido por aquel entonces por Francisco Álvarez-Cascos, hubiera realizado «el trazado que debían, probablemente no hubieran habido estas dificultades», y afirmó que el Gobierno de José María Barreda no tiene responsabilidad alguna sobre esta infraestructura, «pero sí interés en que se haga».

Por este motivo, Mora explicó que la Junta de Comunidades propuso tres alternativas que fueron sometidas a información pública, a las que se añade la cuarta y última «porque la ley nos obliga», que contempla, a propuesta de grupos ecologistas, un trazado que vaya por la localidad de Madridejos hasta Puerto Lápice, y de allí a Ciudad Real.

No obstante, calificó esta propuesta como «bastante inviable desde el punto de vista de la razón», siendo otra la alternativa «más acorde con las necesidades de la región»: la que haría uso de la Autovía de los Viñedos hasta Consuegra, pasando luego por Urda para ir a la provincia ciudadrrealeña; «la que mejor comunica y menos gasto produce».

Por último, Fernando Mora aseguró que el corredor sur de la N-401 no resultará perjudicado, puesto que tendrá una solución de comunicación «por la vía rápida».