Lafarge, cementos con solvencia y solera

La empresa con fábrica en Villaluenga de la Sagra ofreció ayer su tradicional almuerzo a los empleados

ABC
TOLEDO Actualizado:

El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, asistió ayer al tradicional almuerzo de convivencia de la fábrica de Lafarge Cementos en Villaluenga de la Sagra, donde ha reconocido el esfuerzo que compañías como ésta, con 85 años de historia en la región, realizan para «fomentar el desarrollo económico, social y sostenible» de Castilla-La Mancha.

Durante su intervención, el consejero destacó que en «este esfuerzo conjunto entre empresarios, directivos y trabajadores siempre encontrarán el apoyo y la colaboración del Gobierno regional con medidas concretas y específicas que, como las recogidas en el Pacto por Castilla-La Mancha, ayudan a nuestras empresas y emprendedores a desarrollar con eficacia y solvencia su actividad empresarial», según informó la Junta en nota de prensa.

Sánchez Pingarrón subrayó el «apoyo del Ejecutivo autonómico» a las pequeñas y medianas empresas de la región, especialmente a las del sector de la construcción, puesto que fomenta que «las grandes obras y proyectos industriales realizados en la región cuenten con empresas de Castilla-La Mancha para la obtención de materiales, labores de construcción y mantenimiento».

El acto contó también con la presencia del alcalde de Villaluenga de la Sagra, Julián Escudero; el director general de Lafarge Cementos en España, José Antonio Primo, y el director de la planta de Villaluenga de la Sagra, Oswaldo Pereda.

Lafarge es una compañía que produce y vende materiales y servicios para la construcción que inició su actividad en España en 1901 y que, desde 1989, pertenece al Grupo.

La fábrica de Villaluenga de la Sagra tiene acuerdos suscritos con entidades académicas como la Universidad de Castilla-La Mancha para fomentar la investigación, el desarrollo y la innovación en la región.