Homenaje a un testigo de la transición educativa

Mariano Pérez Galán: Educación, Historia y Política. Edición a cargo de Alfredo Liébana. Editorial: Biblioteca Nueva, Madrid, 2010

Actualizado:

Mariano Pérez Galán (Hormigos, Toledo, 1937-Madrid, 2008) fue, además de químico y profesor, un experto en temas educativos, sobre los que reflexionó a lo largo de toda su vida; un defensor de los derechos de los trabajadores de la enseñanza, tanto del sector público como del privado, y asesor en temas educativos en todos los gobiernos del presidente Felipe González. Fue no sólo un testigo de la transición educativa en España, sino también un artífice directo y discreto de muchos de estos cambios.

Este libro se abre con tres artículos que glosan la importancia de la figura de Pérez Galán, a cargo de Alfredo Liébana y Manuel de Puelles (historiadores de la Educación) y de Luis Gómez Llorente, diputado profesor ya jubilado, que compartió ilusiones y esperanzas con el autor.

El resto del libro son artículos de Mariano Pérez Galán, publicados en multitud de revistas educativas, hoy inencontrables, que nos permiten un acercamiento sintético, y valorativo a las vicisitudes de la Educación en España en los últimos 80 años, desde la Segunda República, con sus transformaciones y esperanzas, pasando por la larga etapa del franquismo y los movimientos, sobre todo de profesores, que se manifestaron al final del mismo. Y por último, toda la etapa democrática en la que aparecen ya termas en los que Pérez Galán intervino activamente como la gestación de las principales leyes educativas (especialmente la LODE, sobre la que había publicado un minuciosos libro, ya en 2001, editado por la Junta de CLM); o el pago directo a los enseñantes de la escuela concertada, entre otros.

El libro fue presentado en la Biblioteca Pública de Toledo, el pasado 12 de mayo, con la intervención del consejero de Presidencia, José Valverde, quien definió a Pérez Galán como un hombre de «profundas convicciones sociales y de pensamiento ético y humanista», cuyo trabajo es un importante testimonio historiográfico «eficaz y actual», y que apostó por el sistema educativo como «un proyecto de vida compartido por todos y abierto a la sociedad, pasada, presente y futura».