Un momento del acto ayer en Belvís de la Jara. - JCCM

Habrá nuevos consultorios en Añover, Belvís y Pueblanueva

El Gobierno regional invertirá más de 6 millones en las nuevas infraestructuras

TOLEDO Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Gobierno regional ha aprobado esta semana la construcción de dos centros sanitarios, en Pueblanueva y Añover de Tajo, y puso la primera piedra de un tercero, ubicado en la localidad toledana de Belvís de la Jara.

Con el objetivo de incorporar nuevos servicios asistenciales, la Junta de Comunidades destinará más de 3,8 millones de euros al nuevo centro de salud de Añover de Tajo, una inversión que permitirá mejorar la calidada de la atención sanitaria a los más de 12.100 ciudadanos que actualmente son atendidos en la Zona Básica de Salud, a la que también pertenecen Alameda de Sagra y Pantoja.

En el caso de Pueblanueva, los fondos superarán los 2,1 millones con el fin de solucionar los problemas de espacio de las actuales instalaciones, de las que hoy se benefician más de 2.800 vecinos que residen en la Zona Básica de Salud, de la que forman parte, a su vez, los municipios de San Bartolomé de las Abiertas y Las Vegas de San Antonio.

En consonancia con la mejora que experimentará la sanidad de la provincia, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, puso ayer la primera piedra del que será el nuevo centro sanitario de Belvís de la Jara, para cuya construcción el Ejecutivo autonómico comprometerá más de 3,2 millones de euros en respuesta a las demandas delos vecinos de la comarca, ya que de la atención sanitaria de Belvís también dependen los habitantes de Alcaudete de la Jara y Aldeanueva de Barbarroya.

Barreda destacó que Castilla-La Mancha es una de las comunidades que más invierte en sanidad por habitante y año, y que las prestaciones sanitarias de la región, así como la tecnología y los profesionales de la salud, conforman uno de los mejores servicios en salud de Europa.

Asimismo, el presidente regional instó a hacer un uso racional de las infraestructuras, puesto que son unas prestaciones universales, pero no gratuitas, por lo que todos debemos cuidar las instalaciones.