Daniel Romero, Andrés Zafrilla y Víctor Parrilla, esta mañana en el aeropuerto de Madrid-Barajas antes de embarcar en un avión rumbo a Nepal
Daniel Romero, Andrés Zafrilla y Víctor Parrilla, esta mañana en el aeropuerto de Madrid-Barajas antes de embarcar en un avión rumbo a Nepal

«Quijote Team» lleva música a Nepal

Tres aventureros de Albacete repartirán instrumentos musicales y juguetes adaptados para niños ciegos, además de dinero para instalar una bomba depuradora de agua

ToledoActualizado:

Ya van camino de Nepal (India). Daniel Romero, Andrés Zafrilla y Víctor Parrilla van con una misión: trasladar un cargamento de material educativo adaptado para los 18 niños ciegos del colegio Chandeswory, en Akkare, a 77 kilómetros de Katmandú. «Quijote Team», de Albacete, tiene quince días por delante para sensibilizar al mundo sobre la dramática situación que se vive allí.

Sin embargo, Daniel, Andrés y Víctor viajan sin el cuarto apoyo en esta aventura, la consaburense Eva Gallego Camuñas. Ella falleció el pasado marzo en la montaña, en la sierra de Gredos. Una mortal caída le impidió materializar el proyecto solidario en el que había puesto tantísima ilusión, la misma que llevan en sus mochilas los tres componentes del «Quijote Team».

Daniel, Andrés y Víctor repartirán también instrumentos musicales y juguetes adaptados para niños con diverso grado de ceguera. No todo será material educativo. Llevan dinero para instalar una bomba depuradora que suministrará agua libre de la Escherichia coli (E. coli), una bacteria que provoca continuas diarreas en los niños y cooperantes que están en Akkare.

«Agradecemos a todos aquellos que de forma desinteresada nos han ayudado: familiares, amigos y a la asociación de vecinos de Villacerrada, en Albacete -afirman-. Pero en especial a la familia Gallego, de Consuegra, por su aportación para la adquisición de la bomba depuradora. El pueblo de Akkare beberá agua limpia a partir de ahora gracias a ello».

En Akkare, Daniel, Andrés y Víctor tendrán el apoyo de la Fundación Petit Mon, una organización española sin ánimo de lucro que desarrolla proyectos de cooperación internacional por medio mundo. Y también contarán con el respaldo de Art23, una asociación benéfica de arquitectos que coordinan las labores de reconstrucción del colegio Chandeswory, donde estudian más de 700 niños procedentes de las zonas rurales del norte de Nepal.

Son tantos escolares como habitantes tiene Akkare, uno de los pueblos afectados por los terremotos de 2015, que echaron abajo el colegio Chandeswory. Daniel, Andrés y Víctor van a poner ahora su granito de arena, con Eva en el recuerdo.