El divulgador toledano José Ignacio Carmona, con la sinagoga del Tránsito y la judería a sus espaldas
El divulgador toledano José Ignacio Carmona, con la sinagoga del Tránsito y la judería a sus espaldas - A. Pérez Herrera

El Toledo judío, un valor en alza

Su pasado sefardí cada vez atrae a más público gracias, en parte, al trabajo del divulgador toledano José Ignacio Carmona

ToledoActualizado:

El 18 de julio va a salir publicada la segunda edición del libro «Toledo. Judíos: curiosidades, mitos y encantarías» (Editorial Dauro), escrito por el escritor e investigador toledano José Ignacio Carmona, quien de un tiempo a esta parte se ha convertido en un gran especialista y divulgador de este mundo que está acercando la que fuera capital de Sefarad a todo el mundo. De hecho, el pasado viernes el presidente de la comunidad judía de Estados Unidos visitó la ciudad de su mano.

Segunda edición del libro
Segunda edición del libro

Algo que no es fruto de la casualidad. Desde pequeño José Ignacio ya se sentía judío, a pesar de criarse en una familia de tradición cristiana, ya que vivió en el barrio de San Antón, encima donde se descubrió un cementerio judío en 2013. De este modo, se estaría cerrando un círculo, como si las voces de sus ancestros judíos le reclamaran, porque se siente depositario de esa memoria como descendiente de «anusim» (judío converso), algo que desde hace unos años intenta dar a conocer mediante conferencias y actos, así como a través de libros como este, que además va a ser traducido al hebreo debido a la gran demanda que está teniendo en todo el mundo judío.

En él, el escritor e investigador toledano, que en 2016 recibió la prestigiosa Medalla de las Cuatro Sinagogas Sefardíes de Jerusalén, cuenta, por primera vez, la historia contada por los propios judíos, con temas desconocidos para el gran público, como es el papel que tuvieron, en concreto, los conversos en el descubrimiento de América. Además, aparecen determinados guiños a un Toledo costumbrista, como el que hizo el investigador Luis Rodríguez en su monografía «De Salamanca Toledo con Lazarillo de Tormes», donde hace un recorrido imaginario del protagonista de esta novela por las calles de la ciudad. También aparecen otros personajes típicos de la época, como el buildero, que vendía la bula de la Santa Cruz, o el saludador, un sanador permitido por la Inquisición.

Numerosos proyectos

Por otro lado, la comunidad judía de Ginebra (Suiza) le ha comunicado oficialmente a José Ignacio Carmona su reconocimiento por sus iniciativas en defensa de la cultura judeoespañola. Por ello, le han invitado a ser ponente el 3 de noviembre en unas jornadas internacionales de estudios llamadas «Kesheday», que organizan conjuntamente con la organización judía B'nai B'rith (del hebreo «Hijos de la Alianza») y se desarrollan en esa ciudad suiza bajo el título «Orgullo de ser judío en Europa».

En este marco, que sirve de escaparate de difusión de la cultura internacional, el investigador toledano hablará de la relación de los judíos con Toledo y expondrá su caso personal como emprendedor y relacionador de los diferentes ámbitos de potenciación de proyectos que unen la ciudad con su pasado, presente y futuro judío. «La oportunidad es excelente, pues es un foro internacional de indudable repercusión y prestigio. Y, si todo va bien, coincidiría con el lanzamiento de la segunda edición de mi libro», explica Carmona a ABC.

Paralelamente, José Ignacio Carmona está grabando un reportaje para un programa de Radio Televisión Española (RTVE) sobre Toledo y el mundo judío, y además en octubre impartirá un curso sobre los judíos coordinado con la Universidad de Orense. Pero, sobre todo, donde más se deja notar el trabajo de este escritor e investigador es en su ciudad, donde el próximo curso dará charlas a los alumnos del Instituto María Pacheco, invitando para ello a miembros de la comunidad judía. Y aquí no queda la cosa, ya que tanto el Gobierno de Castilla-La Mancha como el Ayuntamiento de Toledo se han interesado por su labor al frente de estas iniciativas y otra muy importante relacionada con la empresa hispano-suiza House Invest Spain, relacionada con la comunidad sefardí, algo que -avanza- «está a punto de eclosionar».