El escritor Lorenzo Silva, en una foto de archivo en Toledo
El escritor Lorenzo Silva, en una foto de archivo en Toledo - Ana Pérez Herrera

Lorenzo Silva participa este jueves en el club de novela negra de Librería Taiga

El autor de la serie policíaca de los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro hablará de la última entrega de esta saga, «Donde los escorpiones»

M. CEBRIÁN
ToledoActualizado:

El escritor Lorenzo Silva acude este jueves, a las 19.30 horas, a la librería Taiga de Toledo (travesía Gregorio Ramírez, número 2) para participar en el club de novela negra que se desarrolla en este local. Allí, el autor de la serie policíaca de los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro, hablará en una tertulia de la última obra de esta saga, «Donde los escorpiones» (2016, Destino).

En esta novela, Lorenzo Silva traslada a los lectores desde España a Afganistán, donde el subteniente Bevilacqua, veterano investigador de homicidios de la unidad central de la Guardia Civil, con más de cincuenta años a sus espaldas, recibe una llamada del responsable de operaciones internacionales. Se reclama su presencia inmediata en la base española de Herat para investigar un asesinato.

Un militar español destinado en la base ha aparecido degollado y, junto a él, el arma del delito: una hoz plegable de las usadas por los afganos para cortar la amapola blanca de la que se extrae la droga que representa la principal fuente de riqueza de Afganistán. ¿Se trata del atentado de un talibán infiltrado? Podría ser, pero también que la muerte tuviera otro origen, porque el ataque no reviste la forma clásica de esa clase de acciones, sino que hace pensar en algún motivo personal.

La misión de Bevilacqua y los suyos no es otra que tratar de desenmascarar a un asesino que forzosamente ha de ser un habitante de ese espacio cerrado. Sus pesquisas, bajo el tórrido y polvoriento verano afgano, les llevarán a conocer a peculiares personajes y a adentrarse en la biografía del muerto, un veterano de misiones bélicas en el exterior que guarda más de un cadáver en el armario, para llegar a un desenlace inesperado y desconcertante.

«Cuando estás escribiendo una serie de la que llevas el noveno título, hay un grave riesgo de repetirse, en el que no quiero caer. La filosofía del proyecto de Bevilacqua, en el que llevo 22 años, es algo compatible con la historia de mi última novela», cuenta a ABC Lorenzo Silva sobre la última entrega de su serie policíaca. El autor reconoce que este género le srive «para hacer una indagación tanto de la condición humana como de la sociedad española contemporánea».

Dentro de este segundo plano, señala el escritor madrileño, está «la implicación de España en conflictos internacionales y, en particular, en la gran guerra mundial no declarada, que dura ya 16 años, entre Occidente y el mundo islámico». Según subraya, «la novela puede ser totalmente real, ya que ha habido muertes en extrañas circunstancias en bases militares en el extranjero y los guardias civiles son los encargados de investigarlas. Yo tenía claro que ahí había una buena historia y, cuando estuve en Afganistán, lo certifiqué».

Y, por lo que se refiere al futuro de la serie policíaca y de Bevilacqua, Silva asegura que le quedan unos cuantos años de servicio. «Después, no sé lo que sucederá con él. Cuando un guardia civil se retira, puede prorrogar su estancia en alguna unidad del Cuerpo, aunque también tiene la posibilidad de pasar al sector privado de la seguridad, un negocio boyante que echa mano de muchos exagentes de la Policía o de la Guardia Civil. Aún no sabemos qué será de él, habrá que seguir su pista».