María Vicente se proclamó campeona mundial de heptalón en categoría juvenil el año pasado en Nairobi (Kenia)
María Vicente se proclamó campeona mundial de heptalón en categoría juvenil el año pasado en Nairobi (Kenia) - ABC
Deportes

María Vicente, oro europeo sub-18 en heptalón y récord mundial

Con 17 años, es la gran promesa del atletismo español. Sus orígenes son conquenses, ya que su madre procede de Huélamo, un pueblo de la Serranía

Actualizado:

Cada cierto tiempo surge una estrella. Un niño o niña prodigio que arrasa con todo y que parece que se va a comer el mundo. Luego los años ponen a cada uno en su lugar y aquellos jóvenes que se salían en las categorías inferiores confirman todo su potencial cuando se hacen mayores o, por el contrario, se quedan estancados y su carrera es una más.

María Vicente es una de ellas. Básicamente, es el mayor prodigio del atletismo español en décadas. Nacida en Hospitalet de Llobregat hace 17 años, de padre cubano y madre (María José García, entrenadora y juez de atletismo) de Huélamo, un pueblecito de apenas un centenar de vecinos en la Serranía conquense, Vicente se proclamó este viernes campeona de Europa sub-18 en heptalón en Gyor (Hungría). Por si fuera poco, lo hizo batiendo el récord mundial de la categoría, en poder de la ucraniana Alina Shukh con 6.185 puntos, fijándolo en 6.221 puntos, 510 más que la mejor marca que tenía. Una barbaridad. El año pasado, Vicente ya fue campeona del mundo juvenil en Nairobi (Kenia).

Sus marcas

Sus registros en el heptalón de Gyor, una prueba poco desarrollada en España, fueron: 13.25 en 100 metros vallas (récord absoluto de España); 1.72 en salto de altura; 13.77 en peso; 23.78 en 200 metros; 6.37 en salto de longitud (récord de los campeonatos); 43.28 en lanzamiento de jabalina y 2.23.29 en 800 metros. Además, también tiene el récord del mundo de pentatlón en pista cubierta con 4.371 puntos.