Alberto Teijeiro Paniagua, más conocido como «Capi», en el maratón trail de los Vientos, en Ávila
Alberto Teijeiro Paniagua, más conocido como «Capi», en el maratón trail de los Vientos, en Ávila - losgemelosdeurda

«Capi», el atleta aficionado de los 100 maratones

En la prueba de Ciudad Real, el 21 de octubre, el deportista toledano Alberto Teijeiro pretende alcanzar esa cifra

Lleva corriendo desde 2007, cuando comenzó en el maratón de Madrid

ToledoActualizado:

Un total de 99 maratones desde 2007, cuando comenzó su andadura en este mundo. Ahora va a por el centenar en Ciudad Real. El toledano Alberto Teijeiro Perezagua, más conocido como « Capi», afrontará el 21 de octubre su maratón número 100.

Le llaman «Capi» desde pequeño. «En la guardería era el único niño y me llamaban capitán; de ahí me quedé con 'Capi'», repite este atleta aficionado de 45 años cada vez que se le pregunta.

En ocho años, desde 2007 al 2015, corrió sus primeros cincuenta maratones. Y lo celebró en Ciudad Real. Desde allí, el deportista cogió carrerilla y puso el turbo para que, en tan solo tres años, conseguir terminar otras 49. Ahora está a falta del maratón para redondear la cifra del centenar, un objetivo que también se celebrará en la capital ciudadrealeña.

«Al final he elegido otra vez en Ciudad Real porque es el sitio que está más cerca y allí habrá muchos amigos y familia a los que no les pillará muy lejos y podrán asistir», explica. «Capi», además, ha sido elegido como atleta popular para asistir a la presentación del maratón, que será este jueves en el hotel Guadiana de Ciudad Real, a las 11.30 horas.

Celebración por el 50 maratón de «Capi» en Ciudad Real
Celebración por el 50 maratón de «Capi» en Ciudad Real - losgemelosdeurda

«Capi» recuerda cómo comenzó todo. Fue en Madrid en 2007. Era su primera maratón y no salió como esperaba. «Todavía no tenía cogida la distancia, sufrí, aunque imagino que como todo el mundo que comienza», rememora. A partir de ese primer contacto con los 42,195 metros, Alberto volvió a la capital española para enfrentarse de nuevo a ese reto, y esta vez lo superó «sin sufrir tanto». «Le cogí mucho el tiro y me gustó mucho la distancia», asegura.

Iniciar una afición tan sacrificada implica compaginarla con otros deberes y obligaciones. «Capi» sale a correr en los huecos que tiene libres a lo largo del día, que no siempre son al gusto del corredor. Trabajador por turnos, cuando tiene la tarde libre, la mañana la dedica a correr. Además, aprovecha para salir a rodar junto con su mujer, también aficionada, ya que «me gusta salir acompañado». «Si mi mujer hace 50 minutos, pues salgo antes o me quedo un rato después».

En cuanto a los tiempos al deporte, Alberto no tiene nada estipulado, ya que todo depende de su situación corporal, mental o lo ocupado que esté ese día.

Además de con su mujer, Alberto tiene muy presente a su familia en las actividades en las que participa. Su hijo, «al que no le gusta mucho correr», decidió compartir la experiencia con su padre en el Cross de Bargas el 13 de septiembre. «Entramos cogidos de la mano. Sensación única. Emoción por todo lo alto», escribe Alberto en su blog, Losgemelosdeurda, que recoge los maratones y actividades realizadas por «Capi». Este cuaderno virtual fue fundado por él y por un compañero también aficionado a las carreras. «El que sale en la foto del blog es Alfonso Fernández, con el que salía a correr. Nos llamaban los gemelos porque siempre íbamos a correr juntos, y, al ser él de Urda, nos empezaron a llamar así».

«Lo recomendado, dos al año; yo hago 2 al mes»

Alberto explica que los entendidos aconsejan que lo recomendable es hacer uno o dos maratones al año. «Capi» es la excepción. «Yo no me puedo preparar un maratón porque se necesitan cuatro meses y yo empalmo uno tras otro todos los fines de semana», se justifica.

Suele hacer mínimo dos maratones al mes, además de los ultras y otras modalidades. Añade, entre risas, cómo ha tenido que reducir este verano la proliferación en maratones para poder llegar a los 100 en Ciudad Real. «Encima tengo que estar peleándome conmingo mismo para no pasarme de carreras», bromea.

Los factores físicos, mentales y mediambientales son cruciales a la hora de adentrarse en un maratón. En relación con esto, Alberto subraya lo que puede llegar a castigarte el sol y el calor en retos como estos. Y luego está el desnivel en los maratones de montaña, un elemento esencial a tener en cuenta.

«Capi» recuerda el 17 de julio de 2016 como uno de los peores maratones de su carrera como corredor: el de Galarleiz en Zalla (Vizcaya). Pegaba mucho el sol y era una subida de bastante desnivel. Así, con estos factores, tanto medioambientales como del terreno, una de las piernas de Alberto no resistió más. «Me pegó un calambrazo que me dejó parado en seco». Los sanitarios querían evacuar a «Capi», pero este únicamente insistía en que «ya se me pasará». Sus compañeros de andadura le observaban asustados, pero, aun así, consiguió llegar a la meta tras más de 20 minutos parado.

«Capi», en una de las subidas del maratón de Galarleiz, tras su percance
«Capi», en una de las subidas del maratón de Galarleiz, tras su percance - losgemelosdeurda

La falta de agua también hace que un maratón pueda pasar de óptimo a problemático. Y «Capi» lo ha sufrido en carne propia, en el primer maratón de asfalto organizado en Alcalá de Henares. El error de no poner agua en un punto intermedio del recorrido hizo que la prueba alcalaína fuese una odisea bajo el sol abrasador de ese caluroso día.

Retos de futuro

Volvamos a Ciudad Real. Cuando cruce la meta el 21 de octubre, Capi no dejará el punto y final a su etapa como corredor. Ni mucho menos. Tres semanas más tarde, el 11 de noviembre, él y un grupo de unos 35 corredores embarcarán hacia Atenas para disputar el maratón de la ciudad griega. «Cada dos años nos vamos a hacer un maratón fuera de España y este año ha tocado ese», aclara Alberto.

A largo plazo, este corredor toledano ya tiene otras hazañas rondando su cabeza. «Quiero prepararme algún maratón en condiciones, hacer los que realmente me gusta, e ir a alguno que no haya hecho o que me recomienden».

Para alcanzar esos retos, primero deberá enfrentarse a su maratón número 100. «No será uno más. El objetivo no será hacer tiempo -asegura «Capi» ahora-; sólo disfrutar y estar todos juntos, rodeado de mis amigos y de mi familia».