Emilio Sáez, profesor universitario de 52 años, tardó 36 días en completar los 940 kilómetros que separan Castellón de La Coruña
Emilio Sáez, profesor universitario de 52 años, tardó 36 días en completar los 940 kilómetros que separan Castellón de La Coruña - EFE
Deportes

«El camino del fauno» del hombre que corre sin zapatillas

El albaceteño Emilio Sáez completó descalzo la ruta Castellón-La Coruña, de 940 kilómetros. Su experiencia la cuenta en tres libros

EFE
ALBACETEActualizado:

Supone que lo hizo siguiendo una sugerencia, aunque no lo meditó mucho. El caso es que Emilio Sáez Soro (Albacete, 1965), profesor en la Universidad Jaume I de Castellón, lleva corriendo descalzo desde 2011 y este verano completó así la ruta que separa su ciudad de trabajo de La Coruña. 940 kilómetros con los pies al aire. 36 días «corriendo a través de toda España».

Sáez lo ha llamado «El camino del fauno» y ha escrito tres libros contando su experiencia. El último es «100 consejos para correr descalzo» (2017), en el que trata de responder a «la falta de un conocimiento riguroso sobre esta forma de correr», a la vez que cuenta «la aventura que supone iniciarse a correr descalzo y llegar a hacer cosas impensables».

El libro resulta «útil para quien se quiera iniciar en el descalcismo». Sáez aconseja iniciarse poco a poco, bien informado y sin prisa, ya que «se puede disfrutar muchísimo de esta forma de correr pero es importante hacer una buena adaptación» para evitar problemas. «Sientes que con tranquilidad y corriendo relajado no hay distancia imposible», añade.

Los 36 días atravesando España también le han dejado la «sensación de que nuestro cuerpo y nuestros pies son mucho más fuertes de lo que imaginamos y que por nuestros propios medios podemos llegar a cualquier parte». El albaceteño explica que hay que «correr atento a lo que te rodea y no hacer cosas absurdas, como por ejemplo, pisar vidrios». Como es natural, la mayor dificultad de correr descalzo es la montaña o los caminos empedrados.

Por otro lado, ir descalzo te protege de las lesiones a las que somete el cuerpo humano al correr con zapatillas amortiguadas, «que repercute en una posición más forzada que castiga articulaciones y musculatura». Desde su experiencia, Sáez defiende que proporciona un mayor fortalecimiento integral y mejoras en el rendimiento. Tanto que con 52 años hace «mejores tiempos que con 25», aun cuando entonces ya entrenaba bastante y era competitivo.

En cuanto al futuro, tiene los objetivos de bajar de las tres horas en el maratón y de mejorar su tiempo en media maratón, ahora cifrado en una hora y 17 minutos. No son metas «muy espectaculares», pero sí «ilusionantes» porque implican «seguir progresando».