El Convento de Santo Domingo El Real rehabilitará su cúpula

Las obras comenzarán a finales de mes y tienen un presupuesto de 390.000 euros

E. BUSTOS
Actualizado:

TOLEDO

Doña Inés García de Meneses fue su fundadora en 1364. Años más tarde, se convirtió en un lugar de recogimiento de Infantes y Señores ligados a las casas reales de Castilla y Aragón, de hecho en su interior descansa la momia «Sanchito». Posteriormente, los Borbones lo protegieron y hoy en día es uno de los lugares «más toledanos» y «más enraizados» con los habitantes de la ciudad.

Ésta es sólo una breve pincelada de la historia del convento de Santo Domingo El Real que, a finales de este mes, iniciará unas obras de rehabilitación en su interior. Este proyecto de restauración persigue detener el proceso de degradación de la Iglesia, asegurar su estado de conservación y poner en valor y mejorar las posibilidades de exposición de todos sus elementos artísticos.

Los trabajos consistirán en la restauración de la nave central y las capillas laterales, la capilla mayor, la capilla de Santo Tomás y la sacristía, incluyendo restauración de cúpulas, paramentos y carpinterías. Asimismo, se acometerá el saneamiento de las humedades del inmueble mediante la ejecución de una cámara bufa exterior adosada al muro de cerramiento, un pozo de saneamiento y un forjado sanitario en la capilla Mayor y en la de Santo Tomás.

Las obras han sido adjudicadas a la empresa Condisa y prevén un plazo de ejecución de 10 meses y un presupuesto que asciende a los 390.000 euros, de los cuales 140.000 son financiados por el Ministerio de Cultura. «Aun así, son pocas las ayudas por parte del Estado y prácticamente nulas de manera internacional», señaló el alcalde, Emiliano García-Page, que acudió a visitar el convento acompañado por el gerente del Consorcio, Manuel Santolaya, y el concejal de Cultura, Ángel Felpeto.

En este sentido, el primer edil reclamó a las administraciones más ayuda económica para la rehabilitación del patrimonio toledano, porque «lo más caro es no invertir en ello y no mantenerlo» y recalcó que «Toledo tiene relativa fortuna», ya que ha recibido financiación del 1% Cultural para el Circo Romano y subvenciones para la rehabilitación de la Mezquita del Cristo de la Luz, cuatro conventos y la Catedral Primada.

Asimismo, García-Page manifestó que tras la rehabilitación de este importante convento se esconde «mucho empleo y cariño» y agradeció la labor de las religiosas que cuidan el convento «que no tienen el reconocimiento público suficiente». Es un lugar donde se puede sentir «el toledanismo».

«Los toledanos pueden estar muy orgullosos de que su dinero es un dinero bien invertido, el municipal y el que conseguimos de otras administraciones, por lo que otras generaciones podrán disfrutar de monumentos bien conservados», concluyó.