Toledo rendirá homenaje a Bahamontes con una escultura casi a tamaño real

Al acto asistirán casi todos los ganadores vivos españoles del Tour

ToledoActualizado:

Toledo va a homenajear este próximo domingo, 6 de mayo, a Federico Martín Bahamontes, ganador del Tour de Francia 1959 e Hijo Adoptivo de la ciudad, con una escultura casi a tamaño real, de 1,90 metros, que se colocará en el Miradero.

En rueda de prensa, el concejal de Deportes de Toledo, Juan José Pérez del Pino, ha destacado que Bahamontes no es solo el primer ganador del Tour de Francia, ni el mejor escalador, sino también la persona que ha organizado 50 ediciones de la Vuelta a Toledo.

Pérez del Pino ha señalado que «se merece» el homenaje que recibirá el próximo domingo, que comenzará a las 11:30 horas con la salida del coche descapotable en el que se trasladará Bahamontes desde el Paseo de la Vega hasta el Miradero acompañado por un cortejo de ciclistas.

Por su parte, el director de la Fundación Soliss, Eduardo Sánchez-Butragueño, ha manifestado que el domingo será «un día de fiesta para los toledanos y para los que amamos el deporte», además de «un acto de justicia» con una persona que «ha hecho muchísimo por España y por Toledo».

De hecho, ha considerado que «el ciclismo no se entendería en España sin Bahamontes», y ha recordado que fue el primer ídolo de la historia del deporte de este país que logró congregar a mucha gente delante de un transistor o ante las primitivas televisiones.

Además, ha avanzado que en el acto-homenaje estarán casi todos los ganadores vivos españoles del Tour como Miguel Indurain, Perico Delgado, Óscar Pereiro y Carlos Sastre, y el único que no podrá acudir por compromisos profesionales será Alberto Contador.

Con motivo de este homenaje también se ha puesto en marcha la página web www.bahamontes.es, en la que se puede consultar la biografía del ciclista.

En cuanto a la escultura, ha explicado que ha sido realizada por Javier Molina, que ha representado a Federico Martín Bahamontes escalando en una posición de máximo esfuerzo en cuesta y que mide 1,90 metros, un poco más de lo que medía el ciclista cuando ganó el Tour (1,77 metros).

A este respecto, Sánchez-Butragueño ha incidido en que Bahamontes ha participado en el propio proceso de elaboración de la escultura e incluso ha viajado en varias ocasiones a Valencia y está «muy contento» con el resultado.