La custodia, en la plaza de Zocodover
La custodia, en la plaza de Zocodover - H. Fraile

Toledo se llena de Corpus

Miles de toledanos y turistas han presenciado la procesión por las calles de la ciudad

ToledoActualizado:

No fue el calor de otras ocasiones, y eso hizo que, con unas temperaturas más agradables, miles de personas pudieran disfrutar de manera más cómoda de la festividad por antonomasia de Toledo: el Corpus Christi. Tras una noche de víspera con las calles llenas de gente y disfrutando del espectáculo de las calles engalanadas, el Casco Histórico volvió a amanecer con los aromas del tomillo, el romero y el cantueso. Este año, la novedad ha sido la presencia más numerosa de la Guardia Civil con motivo de su 175 aniversario.

Según el protocolo de siglos, los actos religiosos de esta fiesta de Interés Turístico Internacional comenzaron en la catedral con la misa por el rito mozárabe presidida por el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, que debido a su reciente operación de laparoscopia a causa de una antigua lesión estomacal no procesionó como es habitual, aunque sí acudió a la Plaza de Zocodover a realizar la tradicional alocución en el Arco de la Sangre.

Concelebraron con él, el arzobispo de Belcastro y secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, José Rodríguez Carballo; el arzobispo secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos Arthur Roche; el obispo de Albacete, Ángel Fernández Collado, y el obispo emérito de Segovia, Ángel Rubio Castro.

En su homilía, Braulio Rodríguez pidió que la celebración del Corpus Christi, que «siempre conmemora, como reflexión meditativa, la Última Cena de Cristo y su muerte en el Gólgota», no se reduzca a la «acción sagrada» y el resto del día «se abandone a lo profano».

«Reducida la Eucaristía al instante de la acción sagrada se convierte en una minúscula isla temporal, al margen del resto del día, el cual permanece en su totalidad abandonado a la profanidad, al ajetreo de nuestras actividades y deseos mundanos», lamentó Rodríguez durante la homilía.

«Sin duda que el centro del Sacramento eucarístico es la celebración festiva del misterio santo en la cual el Señor reúne a su pueblo, lo une y lo edifica como pueblo suyo. La Eucaristía, por tanto, no puede reducirse a un mero signo de comunión fraterna, de manera que se piense que, en el corto espacio de media hora, y poco más, de celebración consiste precisamente el misterio eucarístico», señaló.

«Nos pasa en parte como a aquel alcalde que me confesaba: ‘Aquí, en este pueblo, hay mucha devoción a la Custodia’. No sabía a quién adoraba, tras la celebración de la Santa Misa», criticó.

«Solamente en un clima de adoración, la celebración eucarística puede tener también vitalidad; solamente cuando la casa de Dios y también la comunidad en pleno está continuamente imbuida de la presencia de Dios, que nos espera y demuestra silenciosa disponibilidad para respondernos, puede la invitación a la asamblea encaminarnos a la hospitalidad de Jesucristo y de la Iglesia», añadió.

La procesión, en las inmediaciones del teatro de Rojas
La procesión, en las inmediaciones del teatro de Rojas - H. Fraile

Además de cientos de fieles, a la misa asistieron numerosas autoridades civiles y militares, entre ellas el presidente de Castilla-La Mancha en funciones, Emiliano García-Page; el presidente de las Cortes regionales, Pablo Bellido, que lo hacía por primera vez un día después de ser nombrado en ese cargo, y la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón.

También acudió el diputado regional y presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez; la portavoz de Ciudadanos en las Cortes regionales, Carmen Picazo; los consejeros en funciones de Hacienda y Administraciones Públicas y de Bienestar Social, Juan Alfonso Ruiz Molina y Aurelia Sánchez, respectivamente, entre otros cargos instituciones, entre los que se encontraba el diputado y secretario general de Vox, Javier Ortega Smith.

Antes de entrar a la catedral, García-Page afirmó que este jueves «es un día muy especial, para que nos encontremos con nuestras raíces y ha destacado que es «algo que supera a la izquierda, a la derecha, que supera todas las ideologías porque forma parte del ADN de nuestra tierra».

A su vez, Paco Núñez dijo que es «uno de los días más importantes para Toledo, también para Castilla-La Mancha», mientras que Milagros Tolón ha expresado su «orgullo» por poder participar en esta fiesta representando a todos los vecinos de la ciudad, junto al resto de concejales y concejalas de la Corporación municipal, que asistieron a la misa y participaron en el recorrido procesional.

Tras la ceremonia religiosa, se inició la tradicional procesión por las calles engalanadas de la zona antigua de Toledo, como siempre con el especial momento de la salida de la Custodia de Arfe por la Puerta Llana de la catedral, acompañada por los sones del himno de España y de salvas de mortero.

Este año abrió el desfile procesional un piquete a caballo de la Guardia Civil, ataviado con el traje de gala del instituto armado, al igual una banda de la Benemérita, que participaron en el recorrido procesional con motivo de la conmemoración en 2019 del 175 aniversario de la creación del cuerpo por parte del Duque de Ahumada en 1844. Con motivo de esta efeméride, este año ha participado también en el desfile final una unidad de guardias civiles junto a los cadetes de la Academia de Infantería de Toledo, y también han cubierto parte del recorrido procesional acompañando a los alumnos de este centro de formación militar.

Los pajecillos
Los pajecillos - H. Fraile

Tras la ceremonia religiosa, se inició la tradicional procesión por las calles engalanadas de la zona antigua de Toledo, como siempre con el especial momento de la salida de la Custodia de Arfe por la Puerta Llana de la catedral, acompañada por los sones del himno de España y de salvas de mortero.

Este año abrió el desfile procesional un piquete a caballo de la Guardia Civil, ataviado con el traje de gala del instituto armado, al igual una banda de la Benemérita, que participaron en el recorrido procesional con motivo de la conmemoración en 2019 del 175 aniversario de la creación del cuerpo por parte del Duque de Ahumada en 1844. Con motivo de esta efeméride, este año ha participado también en el desfile final una unidad de guardias civiles junto a los cadetes de la Academia de Infantería de Toledo, y también han cubierto parte del recorrido procesional acompañando a los alumnos de este centro de formación militar.

La Guardia Civil ha desfilado por primera vez
La Guardia Civil ha desfilado por primera vez - H. Fraile