Antonio Juanes, monseñor Braulio Rodríguez y el general de brigada Manuel Lllamas
Antonio Juanes, monseñor Braulio Rodríguez y el general de brigada Manuel Lllamas - ABC

Sacerdotes y guardias civiles juegan el día 30 un partido de fútbol a favor de Manos Unidas

El encuentro será en el campo de fútbol de Santa Bárbara a las 17 horas y la entrada vale 5 euros

ToledoActualizado:

Sacerdotes de la Archidiócesis de Toledo y guardias civiles de Castilla-La Mancha van a disputar, por primera vez en la historia de la Benemérita, un partido de fútbol de carácter solidario que promueve Manos Unidas y cuya recaudación se destinará a la construcción de dos escuelas en Benín (África).

El encuentro se disputará el próximo día 30, a partir de las 17:00 horas, en el campo municipal del barrio toledano de Santa Bárbara (17:00 horas) y el coste del donativo será de 5 euros, según ha avanzado en rueda de prensa «especial, simpática y amable» este miércoles el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez.

Monseñor ha valorado de forma especial el 175 aniversario de la Benemérita, que ha estado representada por su jefe de Zona en Castilla-La Mancha, el general de brigada Manuel Llamas, y también los 60 años de vida de la organización católica Manos Unidas, que ha contado con su presidente, Antonio Juanes.

«Hay gente que lo pasa mal y el ser humano es capaz de todo lo mejor y, por desgracia, de todo lo peor», ha afirmado Rodríguez respecto a la acción de Manos Unidas para financiar la construcción de dos centros educativos en la República de Benín, ubicada en África occidental.

En un tono distendido, a preguntas de los periodistas, el arzobispo ha ensalzado la actividad desde el marco solidario y ha agradecido, de nuevo, la predisposición del Cuerpo Armado, así como al Ayuntamiento de Toledo por ceder la instalación deportiva y a la firma portilla «Joma Sport», que ha donado las 25 equipaciones -azul y negra- para los dos combinados.

En la misma línea se ha pronunciado el general Llamas, quien ha bromeado sobre la edad de los contendientes de la Benémerita, y la supuesta «desventaja» por la supuesta mayor juventud de los sacerdotes y «su mayor banquillo», por lo que ha propuesto que «el árbitro lo podemos poner nosotros» en la idea de «no salir goleados».

«Afrontamos el partido con toda la ilusión del mundo y a ver si no hay lesionados», ha resaltado Llamas, que ha razonado que esta iniciativa «inédita», ya que nunca antes efectivos del Cuerpo Armado habían disputado un partido de fútbol amistoso con sacerdotes, se enmarca dentro de los actos conmemorativos por su 175 aniversario y supone un guiño a la sociedad en general y a la toledana en particular.

Por eso, ha incidido en la colaboración para intentar aportar su granito de arena a sufragar los más de 65.000 euros que cuesta el proyecto de construcción de dos colegios en Benín, según ha precisado el presidente de Manos Unidas, quien ha confiado en la respuesta solidaria de los vecinos de Toledo.

Antonio Juanes ha entendido que la venta de un millar de localidades -5.000 euros- sería una cifra muy importante en la ayuda a construir las dos escuelas rurales y dar apoyo a la escolarización y mejora de las condiciones educativas en la zona, Bougou, en proyecto que dirige el padre Marcos Delgado, de la Sociedad de Misiones Africanas.

Juanes ha concluido que su organización, junto a esta actividad lúdico deportiva «inédita», ha programado otros dieciséis proyectos de financiación para el presente año, incluidas colectas en las parroquias del Arciprestazgo de Toledo, con el objetivo final de «apartar nuestro granito de arena» en favor de los más necesitados.