Reunión mantenida este martes entre Rosa Romero y Antonio Román
Reunión mantenida este martes entre Rosa Romero y Antonio Román - Facebook

Román: «Es difícil una candidatura única en el PP por la división y confrontación que hay»

El alcalde de Guadalajara apela a la unión: «No es buena una lucha a machete»

ToledoActualizado:

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ha mantenido este martes una reunión en Madrid con la ciudarrealeña Rosa Romero, miembro de la mesa del Congreso de los Diputados, para avanzar en el deseo de ambos de presentar una candidatura a la Presidencia del PP de Castilla-La Mancha, tras el anuncio que ya han hecho en este sentido el alcalde de Almansa, Paco Núñez, y este mismo martes el de Seseña, Carlos Velázquez, quien le llamó la noche del lunes para informarle de sus intenciones. Preguntado —como se comenta—por si él habría animado a Velázquez a presentarse, lo negó diciendo que «si estoy criticando la tutela, yo no voy a tutelar a nadie, no es mi manera de proceder».

Tanto Román como Rosa Romero, que también se ha reunido este martes con Paco Núñez en Madrid, son de la opinión de que fue un «error» que el alcalde de Almansa anunciara su candidatura el mismo día de la Junta Directiva en que la aún presidenta regional del partido, María Dolores de Cospedal, se despidió, sobre todo porque dio la impresión de que dicha candidatura nacía tutelada por la Ejecutiva regional convirtiéndolo en el «candidato oficial» del PP.

En declaraciones a ABC, Román ha dicho que en todas las reuniones de las ejecutivas provinciales del PP celebradas el lunes hubo controversia, precisamente por la forma en que se presentó la candidatura de Núñez. «Me quedé preocupado del nivel de confrontación y de división que se está suscitando por las formas, porque se podía haber hecho mucho mejor. No se están debatiendo ideas sino las formas que hay que cambiar en el partido; si los aparatos provinciales tienen que tener mayor dinamismo, o si el partido regional debe ser una persona con una dirección fuerte y que el resto de personas del comité tengan una capacidad limitada. Se debate más de formas que de fondo ideológico, se debate más de personalismos, de personas que quieren estar por estar. Yo digo que quiero estar para algo, para hacer un proyecto mejor. Yo persigo una reflexión colectiva, que creo que se está consiguiendo en esta precampaña».

En cuanto a Rosa Romero, ha afirmado ue «es imposible que ella y yo vayamos desunidos porque coincidimos en el diagnóstico», y ha explicado que aún están meditando la presentación de la candidatura, a la que irían unidos, cualquiera que sea el que la encabece, si él o ella, o una tercera persona, a la que ambos apoyarían: «No tiene sentido que, pensando lo mismo, vayamos desunidos. A lo mejor hablamos con Paco Núñez o con Carlos Velázquez y nos sumamos a otro proyecto, o ellos se suman al nuestro», aunque lo vea «difícil», según sus palabras. Ha apuntado el alcalde de Guadalajara que se podría estar fraguando otra candidatura en Cuenca para la Presidencia del PP de Castilla-La Mancha.

No obstante, está decidido a «buscar la unión porque si no, a siete meses de las elecciones, puede ser malo para el partido una confrontación a machete, y hay que hacer todos los trabajos posibles con carácter previo al congreso para que se traten de unir el mayor número de sensibilidades desde abajo hacia arriba, y no la imposición de arriba abajo que han pretendido algunos». Preguntado por qué no se decide él a encabezar una candidatura, no lo descarta, pero subraya que «en este caso, para mí lo primero es el bien común y luego mi persona».

Por otro lado, el presidente del PP en Ciudad Real, Francisco Cañizares, ha señalado este martes que, para él, Rosa Romero «no es la mejor opción» para presidir el PP de Castilla-La Mancha porque para ello «se debe estar en Castilla-La Mancha» y ella está en el Congreso de los Diputados. Para él, el candidato más cualificado es Núñez.