Sergio Gutiérrez pide el voto a aquel que quiera «una Castilla-La Mancha mejor en una España mejor»
Sergio Gutiérrez pide el voto a aquel que quiera «una Castilla-La Mancha mejor en una España mejor» - H. FRAILE

«Rajoy no puso ni una sola gota de cemento en siete años en la provincia»

Entrevista con Sergio Gutiérrez, cabeza de lista del PSOE al Congreso de los Diputados. «Solo el PSOE está demostrando capacidad para hacer crecer a España», dice

Toledo Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Empezó su carrera política en Juventudes Socialistas y en 2004, con solo 21 años, formó parte de la candidatura socialista al Congreso de los Diputados. No obtuvo escaño, algo que no ocurrirá este domingo ya que es el número uno de la lista del PSOE al Congreso por la provincia de Toledo. En este tiempo, Sergio Gutiérrez (36 años), licenciado en Derecho, ha pasado por el Parlamento Europeo, donde ha trabajado durante nueve años. Es también secretario de Organización de Castilla-La Mancha desde octubre de 2017.

¿Qué gobierno necesita España?

Un gobierno primero moderado. Creo que es necesario que la política española se apoye en la moderación y la capacidad de centrar los problemas reales de la gente. Un gobierno que sea limpio y por supuesto un gobierno que respete las señas de identidad individuales de que cada uno pueda sentirse español como quiera, pero respetando las tradiciones; un gobierno que modernice España, la economía, nuestra política social, las infraestructuras. Se tiene que producir en España una segunda modernización que solo, con toda seguridad, la puede liderar el Partido Socialista.

¿Por qué luchará en los próximos cuatro años en lo que respecta a la provincia de Toledo?

Primero, por una financiación más justa. Castilla-La Mancha necesita un reparto de la riqueza nacional más equitativo. Si el criterio que se fija es que todos los ciudadanos tenemos que tener igualdad de derechos, vivamos en el municipio en que vivamos; que no solo debemos tener las mismas obligaciones fiscales o penales sino también el mismo derecho a la ciudadanía, sale un saldo de 800 millones de euros que deberían venir todos los años a Castilla-La Mancha. Pelear por que el dinero no se vaya ni para el norte ni para el este es algo que me motiva especialmente. En segundo lugar, creo que por inversiones estratégicas que llevan nueve años presupuestándose, pero que nunca se ejecutan. Reto a los dirigentes del PP en esta tierra a que señalen una sola gota de cemento que Rajoy haya puesto en la provincia en los últimos siete años. Y luego, terminar la conexión de la A-40 entre Toledo y Cuenca, mejorar el tren convencional adaptándolo a las mercancías, o por que el servicio público estatal de suelo apueste por suelos industriales en la zona de Talavera. Creo que son tres motivos más que sufientes para pelear en los próximos años.

Hay otro asunto, la batalla contra el trasvase. Parece acercarse al fin tras la última sentencia del Tribunal Supremo

Lo vamos ganando. Es un parto con fórceps, porque lo está ganando esta tierra frente a todos. Y es curioso que ahora que hemos conseguido que la UE y una sentencia firme del Tribunal Supremo nos diera la razón, cambien radicalmente las perspectivas de futuro de la política del agua en España. Al final la sentencia, que se tiene que ejecutar, marca un cambio de paradigma en la política del agua, una política que garantice que el Tajo pueda ser un río, que debe de tener cantidad y calidad de agua suficiente. Nosotros proponemos en 2021 duplicar el agua desalada en el Levante e interconectar todas las desaladoras y tengan autonomía suficiente para hacer innecesario el trasvase a corto plazo. Por tanto, hay que duplicar al menos la cantidad de agua que tiene que pasar por Toledo y Talavera en el río Tajo.

Ha sido eurodiputado durante nueve años, ¿cómo ve a España con respecto a otros países de la UE?

Estoy muy orgulloso de ser español y de poder presumir de España. Tenemos muchas razones por las que sacar pecho. Somos un país que tiene un estado del bienestar modélico, que creo que se nos reconoce por ser una economía muy abierta capaz de conectar con toda Iberoamérica o con África, pues somos el puente entre Europa y África, tenemos una cultura envidiable, un gran embajador como es el Quijote. En fin, tengo muchas razones por la que estar profundamente orgulloso. Ahora bien, el gran reto de España, visto desde Bruselas, es que siendo la cuarta economía del euro y peleando por ser la tercera, lo que tenemos es que redistribuir mejor la riqueza. La crisis económica nos ha dejado una gran fractura social entre los que más y los que menos tienen, se ha multiplicado por siete la desigualdad, y por lo tanto hay que ser capaces de crear un nuevo pacto nacional de redistribución de la riqueza con salarios más dignos, con impuestos más justos y refortaleciendo el estado del bienestar, lo que es importantísimo para la próxima década.

¿Cree que los debates celebrados esta semana han ayudado a los indecisos? ¿Ve a su partido al alza?

En los debates se transmite mucha más crispación de la que la gente quiere y demanda de la política, pero especialmente por parte del PP y Ciudadanos. Creo que la moderación y la capacidad de hacer crecer al país redistribuyendo la riqueza la está demostrando el PSOE. Me preocupa que el PP y Cs estén haciendo en estas elecciones unas primarias para ver quién lidera la derecha cuando creo que la gente espera que de estas elecciones salgan unos denominadores comunes que sean capaces de establecer los puntos para los grandes acuerdos del país que necesitamos en la próxima década. Tenemos que resolver los conflictos sociales que está habiendo como consecuencia de la digitalización, tenemos que ser capaces de que los empleos y los salarios vuelvan a ser síntoma de que la gente pueda vivir con dignidad gracias a su trabajo, y tenemos que hacer que los impuestos sean más justos.

Las encuestas son muy favorables para el PSOE. En Toledo, ¿cómo cree que será el reparto de escaños?

Trabajo para intentar sacar el mayor número de diputados. En la provincia de Toledo estamos trabajando para conseguir un apoyo mayoritario en torno a dos direcciones, los que quieran una España mejor y un Gobierno en el que poderse reconocer. Nos comprometemos a ser el partido regionalista en el Congreso de los Diputados, aquel que es capaz de defender los intereses específicos de esta provincia y de esta región. Aquel que quiera una Castilla-La Mancha mejor en una España mejor les pedimos el voto para el PSOE, su confianza y una oportunidad.

¿Siente a la gente ilusionada con el proyecto del Partido Socialista?

Hay un clima distinto al que hemos vivido en otras campañas electorales y que impulsa más ilusión, mas esperanza y sobre todo veo que la gente tiene ganas de que con su papeleta se produzcan dos cosas. Por un lado, hacer que pase (dice en alusión a su eslogan) un país de más igualdad y justicia social y hacer que no pase un país de extremismos, de vuelta atrás y de poner en duda los derechos y libertades públicas conquistados en 40 años de democracia. Las próximas elecciones no son un referendum sobre identidades individuales. De lo que se trata es de que todo el mundo se pueda sentir español a su manera.