Eduardo Sánchez Butragueño y José Ramón del Pino
Eduardo Sánchez Butragueño y José Ramón del Pino - A. Pérez Herrera

Proyectan el primer parque inclusivo para niños con discapacidad

Soliss y Aspaym han presentado este proyecto se estará listo en primavera

ABC
ToledoActualizado:

Toledo contará a partir de la próxima primavera con su primer parque infantil inclusivo para niños con discapacidad, que tendrá unas dimensiones de más de 200 metros cuadrados de superficie, tras el convenio firmado este lunes entre la Federación Nacional de la Asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas (Aspaym) y la Fundación Soliss.

El presidente de la Federación Nacional Aspaym, José Ramón del Pino, que ha firmado este acuerdo con el director de la Fundación Soliss, Eduardo Sánchez Butragueño, explicó este lunes que el parque estará ubicado en el Hospital Nacional de Parapléjicos de la capital regional e hizo hincapié en que esta instalación podrá ser utilizada tanto por niños con discapacidad como por aquellos que no la tienen.

Del Pino comentó que esta iniciativa surgió cuando detectaron la ausencia de un parque «totalmente adaptado» y detalló que este va a ser el primer parque inclusivo de estas características que esté sujeto a la última normativa en esta materia.

Además, remarcó que el Hospital Nacional de Parapléjicos apoyó «desde el primer momento» la iniciativa, ya que es «un complemento más a la rehabilitación» de los niños y los padres que están recibiendo un tratamiento en este centro, así como que la Fundación Soliss «rápidamente se ofreció» a colaborar con este proyecto.

El presidente de la Federación Nacional Aspaym concretó que la obra civil para la construcción del parque ya está realizada, después de que el hospital cediera los terrenos en los que va a estar ubicado, y el siguiente paso será la instalación de todo el aparataje, que incluye una decena de objetos como columpios, una cabaña, una rampa o distintos paneles fijos con juegos como puzzles o las tres en raya, que «sirven como terapia» a los niños. Del mismo modo, el parque contará con una zona ajardinada a su alrededor.

Precisó que los aparatos de juegos para niños con discapacidad cuestan «fácilmente el doble o el triple» que los que no están adaptados, ya que requieren «unas medidas de seguridad y protecciones muy importantes» para conseguir que los juegos sean «lo menos peligrosos posible».

Eduardo Sánchez Butragueño manifestó que a la Fundación Soliss le hace «especial ilusión» esta colaboración con Aspaym. «Es un orgullo y un ejercicio de responsabilidad poder colaborar financieramente a que este parque se haga realidad», aseguró.

También apuntó que este parque servirá para hacer la vida de las personas con discapacidad «lo más normal posible» y puedan sumir la inclusión «como algo absolutamente natural». Y añadió que «es tarea de todos luchar en esa inclusión diaria mezclándonos en las cosas más cotidianas», para insistir en que este es uno de los objetivos de la Fundación Soliss.