Imagen del estado en el que quedó el interior del inmueble tras el derrumbe
Imagen del estado en el que quedó el interior del inmueble tras el derrumbe - Bomberos Toledo

El propietario del inmueble derruido en Toledo tiene varias órdenes de ejecución

La última de ellas de enero del 2019, cuando se procedió a apuntalar el edificio y a vallar el acceso al mismo

ToledoActualizado:

Dos días después del derrumbe de una parte del inmueble ubicado en el callejón de Niños Hermosos, número 3, es momento de analizar las causas y el estado en el que ha quedado el edificio para tomar las medidas oportunas. Esto es lo que ha trasladado a ABC el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Toledo, Teo García, quien explica que este edificio se encontraba abandonado y se desplomó sobre sí mismo, pese a estar apuntalado.

Para ello, el mismo sábado, cuando se desplomó la parte del inmueble que está en uno de los patios, tuvieron que intervenir los bomberos y la policía, mientras que los arquitectos municipales han ratificado la necesidad de la inhabitabilidad de esta vivienda y ahora mismo los técnicos del Ayuntamiento de Toledo están analizando el estado en el que ha quedado el edificio. «Afortunadamente, no afectó a la vía pública y no hubo que lamentar daños personales. Eso sí, se ha impedido el acceso al patio del inmueble al inquilino que vivía allí», afirma García.

El concejal apunta como responsable civil, en primer término, al propietario del inmueble. Aun así, desde el departamento de Urbanismo del Consistorio toledano están averiguando las causas del desplome para tramitar las órdenes de ejecución que procedan en este caso. La propiedad de esta vivienda, según informa, acumula varias órdenes de ejecución anteriores por el estado en el que se encuentra, la última de ellas de enero del 2019, cuando se procedió a apuntalar el edificio y a vallar el acceso al mismo.

Sin embargo, el concejal de Urbanismo cuenta que el propietario no ha accedido a realizar una evaluación del edificio y tampoco ha contestado ni ha atendido ninguna de estas órdenes de ejecución, «que han sido incumplidas una tras otra», asegura. «La mayor preocupación ahora —subraya— es aclarar cuáles han sido las causas del derrumbe para tomar las medidas oportunas en materia de salubridad y seguridad tanto dentro del edificio como en vía pública, al igual que para los edificios colindantes».

El Consorcio de la ciudad de Toledo también ha intentado en varias ocasiones contactar con el propietario del inmueble para ofrecerle las ayudas que este organismo da para rehabilitación de edificios con protección patrimonial, como es el caso de esta vivienda. En concreto, el edificio del callejón de los Niños Hermosos cuenta con una estructura arquitectónica medieval, posee alfarjes o techos de madera policromados. Lamentablemente, muchos de estos elementos patrimoniales ahora se han echado a perder.